lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Miles de argentinos rindieron tributo a Hebe de Bonafini

Buenos Aires, 24 nov (Prensa Latina) Miles de argentinos acompañaron hoy a las Madres de Plaza de Mayo en su marcha dos mil 328, durante la cual rindieron tributo a su presidenta, Hebe de Bonafini, quien falleció el domingo a los 93 años de edad.

Las integrantes de esa asociación Visitación de Loyola, Josefa de Fiore, Irene de Chueque, Sara Mrad y Carmen Arias colocaron las cenizas de su compañera en la Pirámide de Mayo, el monumento alrededor del cual denunciaron los crímenes de la última dictadura militar (1976-1983) y exigieron justicia durante 45 años.

En ese lugar, en las proximidades de la Casa Rosada, se encuentran también las de Azucena Villaflor, fundadora de la agrupación, quien fue secuestrada, torturada y asesinada en 1977.

Integrantes de numerosas organizaciones sociales, sindicales y políticas como La Cámpora, Hijos, la Asociación de Trabajadores del Estado y Somos Barrios de Pie, llenaron la Plaza y manifestaron su respaldo a las mujeres, cuyos hijos les fueron arrebatados por el régimen.

Durante el acto, el poeta y periodista Demetrio Iramain aseguró que esta es la marcha más difícil para todos los que militan junto a las Madres y el jueves que nunca pensaron que llegaría.

Debemos volver siempre a esta plaza, por ella, por todas las que cayeron y las que están todavía con nosotros. Nos toca estar a la altura del ejemplo extraordinario de Hebe, de su lucha y sus cualidades revolucionarias, señaló.

En los momentos más difíciles, estaba su valentía, coraje y generosidad. Aun cuando no se encontraba bien convenció a los médicos de regresar aquí y vino por última vez el 10 de este mes. Nos dejó el mandato de enfrentar al partido judicial que quiere encarcelar y proscribir a la vicepresidenta Cristina Fernández, añadió.

Iramain instó a continuar su lucha para impedir que acaben con “el sueño de volver a ser felices como los fuimos entre 2003 y 2015”.

Debemos ser capaces como pueblo de formar muchas Hebe en los sindicatos, organizaciones y partidos políticos para cambiar este país y convertirlo en el que ella y los hijos querían, afirmó.

Hebe está en esta plaza para siempre con todos nosotros y solo nos queda decirles gracias, te queremos mucho y ya te extrañamos, pero te prometemos que no bajaremos los brazos. ¡Hasta la victoria siempre!, concluyó.

Por su parte, De Loyola y De Fiori aseguraron que su compañera no se irá nunca y continuará siendo la madre de los más de 30 mil desparecidos durante la dictadura y de quienes continúan exigiendo justicia.

No enseñó qué es la solidaridad, a pensar en el otro y a buscar la construcción de un proyecto político donde la redistribución de la riqueza incluya a todos y donde garanticemos que los niños sean felices, indicó De Chueque.

A su vez, Mrad dijo que los presentes vinieron a abrazar a la mujer que fue la voz de los hijos, de quienes no pueden hablar y de las personas que viven en los bordes de una sociedad injusta.

Ella es ese fuego infinito encendido con pasión revolucionaria. Hoy nos deja la enorme responsabilidad de continuar con la lucha y construir una patria justa, libre, soberana y equitativa, aseveró.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias