lunes 6, febrero 2023
spot_img

Argentina celebra su gloria tras coronarse campeona en el Mundial de Catar 2022

Buenos Aires, 19 dic (Sputnik).- Una multitud extasiada salió a festejar el domingo por las calles de la capital argentina y de otras ciudades del país su tercer título mundial después de que la selección sudamericana de fútbol destronara en penales al último campeón, Francia, en la final de la Copa del Mundo Catar 2022.

«Es una emoción muy grande, un orgullo, muy lindo, es lo que necesitábamos», dijeron emocionados a la Agencia Sputnik una pareja de aficionados, Miguel y Estela.

Vestidos con la camiseta del 10, los dos argentinos se deshicieron en elogios con el capitán del plantel, Lionel Messi, una figura histórica que ha superado al alemán Lothar Mattheus como el futbolista con más partidos de Mundial disputados (25), al italiano Paolo Maldini como el que más minutos ha jugado (2.216), y que además se ha convertido en el máximo goleador de Argentina en estas citas (15).

«Messi es el mejor, lo merecía junto a Dibu (Martínez, el portero), que también se la jugó toda, y Messi», afirmaron ambos.

Con una alegría desbordante asomada a los ojos, la pareja, que superaba los 60 años, evocó el último mundial que vivió Argentina campeona, hace 36 años en México.

«Estamos reviviendo todo eso otra vez, por eso todo esto es tan lindo, porque Argentina necesitaba una de éstas», exclamaron respecto de aquella gesta.

Con la voz ronca, Estela valoró que la «Scaloneta», apodo que recibe la selección argentina en honor a su técnico, Lionel Scaloni, fuera capaz de derrotar a la Francia de Kylian Mbappé.

«Todo para darnos una alegría al pueblo argentino, que lo necesitábamos y merecíamos», reivindicó.

Su compañero aseguró que ahora había que «seguir festejando y tirar hacia adelante como el país» siempre hacía.

«La Argentina es así, tirar para adelante siempre», coincidió Estela.

REGOCIJO Y JÚBILO

Conseguido el sueño más anhelado para la afición argentina, las calles del país se vieron desbordadas por millones de personas que salieron vestidas de celeste y blanco a celebrar la coronación de su equipo en la Copa del Mundo.

En la ciudad de Buenos Aires, una muchedumbre salió a celebrar con banderas, rostros pintadas de celeste y blanco, silbatos, vuvuzelas, bocinazos, saltos, aplausos y cánticos y camisetas, en su mayoría del 10.

El Obelisco, monumento emblemático que confluye en la Avenida 9 de Julio y la Avenida Corrientes, es el epicentro de los festejos, pero los aficionados también se reúnen en otras partes de la ciudad para celebrar la gloria de la selección argentina.

El resto de país replica los festejos, desde la ciudad más austral de Argentina, Ushuaia, hasta la ciudad jujeña de La Quiaca (norte), fronteriza con Bolivia.

A metros del Obelisco, una joven estudiante, Catalina, contó a esta agencia que fue «una experiencia extrema» la final delirante que llevó a Francia a empatar 3-3 al final de la prórroga, antes de ser derrotada en los penales.

«La verdad que sufrimos muchísimo, estuvimos con los nervios hasta la médula, pero ahora estamos felices y confiando en el equipo que se formó», manifestó.

Junto a un grupo de amigos, esta argentina se ufanó de que la «albiceleste» pudiera «bajarle los aires a Mbappé, porque es un creído egocéntrico, así que ganar es más que una emoción, es un placer», recalcó.

Proveniente de Villa La Angostura, una ciudad patagónica en la provincia de Neuquén (suroeste), Catalina reconoció que la victoria que corona a Argentina como campeona por tercera vez en su historia es gracias a un «Messi que se lo merece».

«También nos lo merecemos nosotros, en este momento del país, ¡por eso te amamos, Scaloni!», clamó respecto al técnico al subrayar «hasta la final, Argentina, pasión».

Con más tranquilidad dijo haber visto el partido Aldo, que festejaba a metros del monolito el triunfo de la «albiceleste».

«Lo viví muy bien el partido, estábamos muy seguros de que íbamos a ganar», aseguró. «Argentina es campeona por Messi, por Maradona, por el legado».

Su compañera, Joanna, reconoció que es la primera vez que viven y vibran con una Argentina campeona mundial.

«Es la primera vez que podemos festejar ser campeones del mundo porque tenemos 24 los dos, entonces son muchas emociones», confesó.

Con el capitan «Lio» Messi en su esplendor, el plantel argentino se coronó campeón mundial por tercera vez en su historia, a 36 años de la proeza de México 1986, tras derrotar al francés por 4-2 en los penales durante una electrizante final que fue empatada 3-3 al final de la prórroga. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias