martes 7, febrero 2023
spot_img

Fracaso en Catar pesa sobre el futuro de Flick hacia la Eurocopa 2024

Fráncfort, 30 dic (dpa) – El plan de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) con Hansi Flick se mantiene para 2023 a pesar del fracaso en el Mundial de Catar, con la vista puesta en la Eurocopa de 2024, que se disputará en casa, pero su futuro depende de muchas cosas.

Todavía está reciente la eliminación en la fase de grupos en Catar y pesa la mala experiencia de la continuidad de Joachim Löw tras el desastre de 2018 en Rusia, pero el plan de la DFB se mantiene.

Un grupo de expertos encabezado por el presidnte de la junta directiva del Bayern Múnich, Oliver Kahn, está intensificando la búsqueda de un sucesor para Oliver Bierhoff, que dimitió como director de la DFB tras 18 años en la entidad. Sin embargo, no hay indicios de una reorganización en la plantilla y el cuerpo técnico.

Y ni siquiera está claro contra qué rivales jugará la selección en sus primeros partidos internacionales tras la pausa invernal. «Los entrenadores tenemos ciertos deseos. Ahora veremos si se pueden cumplir», declaró Flick a dpa antes de Navidad sobre la planificación de partidos internacionales para 2023.

Por otro lado, los presidentes de la DFB, Bernd Neuendorf, y del consejo de supervisión de la Liga (DFL), Hans-Joachim Watzke, ya habían decidido en una reunión a tres bandas poco después de la eliminación del Mundial que el técnico de 57 años continuaría.

Flick hizo muchas llamadas después. Dijo que quería ponerse en contacto con sus jugadores mundialistas para «concluir» el análisis de Catar antes de finalizar el año.

En 2023, la atención debe centrarse en el futuro. La nueva fecha fijada por Flick es el 14 de junio de 2024, cuando la selección alemana dispute en Múnich el partido inaugural de la Eurocopa. «Para mí es un reto llevar a buen puerto la Eurocopa», indicó Flick.

El técnico señaló que el torneo en su país es su nuevo «proyecto». En el verano europeo de 2024, Alemania volverá a apoyar a su selección. En Catar se habló mucho de política, de derechos humanos y del rechazo del país anfitrión y poco de fútbol.

Ahora, la DFB vuelve a soñar 18 años después del Mundial de 2006. Sin embargo, para que eso ocurra, tienen que cambiar muchas cosas, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Los partidos internacionales deberían volver a ser un espectáculo para millones de espectadores.

Neuendorf quiere una selección «joven», «inspiradora» y «exitosa» como anfitriona del torneo. Sin embargo, el entrenador, la DFB y los jugadores tienen que hacer un trabajo previo. Debe restablecerse la sintonía con los aficionados. La Eurocopa de 2024 es una «gran oportunidad que no debemos desaprovechar», en palabras de Neuendorf.

Nadie debería creer que la ventaja de jugar en casa es un factor automático de éxito. «Tenemos mucho que recuperar», admitió Flick tras el fracaso en el Mundial. Habló de «una deuda que pagar».

Para él, 2023 será un año de prueba. Su aureola de entrenador ganador de títulos de su paso por el Bayern Múnich se ha esfumado. Está claro que Flick no alcanzó el objetivo de «volver a la cima del mundo» en Catar, también debido a sus propios errores. El equipo tenía potencial para más pero no pudo competir como Argentina o Francia.

Flick tendrá que sacar las conclusiones adecuadas. La eficacia forma parte del fútbol ofensivo, y el éxito en los torneos se basa en la fortaleza defensiva. «Si nos fijamos en la defensa, estamos en la media. Tenemos que trabajar en ello», reconoció Flick en su repaso a los tres únicos partidos de Alemania en el Mundial.

Flick tendrá que ser prudente en materia de convocatorias, aunque no está dispuesto a hacer cambios radicales. «No hay razón para decirle a un jugador ahora, estás fuera, te has ido», anunció. No parecía que Thomas Müller (33 años) o Ilkay Gündogan (32) estuvieran fuera.

Y en la portería Manuel Neuer (36) se enfrenta a un futuro incierto tras su accidente de esquí en el que se rompió la tibia y el peroné. Marc-André ter Stegen y Kevin Trapp podrían «demostrar de lo que son capaces» en los próximos partidos internacionales, insinuó Flick. Ve «una enorme calidad en el puesto de portero».

El Mundial de Catar también reveló lo importantes que son los verdaderos líderes: Lionel Messi condujo a Argentina a la conquista del título. Kylian Mbappé fue un líder para los franceses a pesar de su juventud. Y Luka Modric fue el jefe indiscutible de Croacia.

Tras el revuelo causado por el brazalete «One Love», la capitanía vuelve a ser el centro de atención. ¿A quién se la dará Flick? El seleccionador podría enviar una señal de larga duración. Joshua Kimmich (27) podría ser el elegido. ¿O Antonio Rüdiger (29)?

El sucesor de Neuer debe ser la cabeza de un equipo especialmente bien dotado ofensivamente con jóvenes talentos como Jamal Musiala (19), Kai Havertz (23) o Florian Wirtz (19), ausente del Mundial por lesión. Flick tendrá varias vacantes posicionales (laterales y delanteros centro) en 2023. Su propósito para este nuevo año es, no obstante, «hacer las cosas bien con vistas a la Eurocopa».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias