viernes 27, enero 2023
spot_img

Norteamérica sufrió el año más complejo en tres décadas de libre comercio

Ciudad de México, 30 dic (Sputnik).- El año que termina fue el más complejo en casi tres décadas de libre comercio de América del Norte. Tras la renegociación del pacto regional en 2020, las controversias amenazan con convertirse en fuertes disputas.

El 2022 estuvo marcado por tres acontecimientos clave que incidieron en el comportamiento de la economía mundial: el conflicto en Ucrania, la inflación mundial y una recesión global sincronizada, dijo a la Agencia Sputnik el doctor en economía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) José Ignacio Martínez Cortes.

Esos tres factores también afectaron los vaivenes del comercio internacional, en particular de Norteamérica, región que comenzó su integración comercial en 1994.

El investigador explica: «El primer evento inició el 24 de febrero, cuando Rusia inicia su presencia militar en Ucrania que comienza a marcar un incremento en los ‘commodities’ (materias primas), principalmente granos, cereales, y también incide en el precio internacional del crudo, lo cual provoca que incrementen los precios de materias primas, de fertilizantes».

La escasez y carestía se extendieron en los siguientes meses y provocaron también un incremento en precios en otros productos, principalmente agrícolas, a nivel mundial.

«Este fenómeno incidió para que incrementara aun más la inflación mundial», relata el economista que dirige el Laboratorio de Análisis de Comercio, Economía y Negocios de la UNAM.

Encarecimiento del dinero

A partir de este punto, corresponde observar las decisiones de política monetaria que adoptan en cada país los bancos centrales para contener la escalada de precios, elevando las tasas de interés, que restringen los flujos de capital.

Por ejemplo, EEUU llegó a tener una inflación de 8,65 por ciento y la Unión Europea de 8,3 por ciento, mientras que en México el índice de precios al consumidor se disparó hasta el 8,7 por ciento, su nivel más alto en dos décadas.

A medida que el costo del dinero escaló a finales del año, los precios comenzaron a ceder ligeramente: la inflación estadounidense se redujo a 8,1 por ciento y en México retrocedió a 7,89, pero aún lejos de la meta de las autoridades financieras, de un rango de dos a cuatro por ciento máximo.

Pero los subsidios a los energéticos en la economía mexicana y los acuerdos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pusieron un freno a los precios del crudo.

«Los energéticos comenzaron a bajar sus precios resultado de los acuerdos a nivel internacional que se han dado, principalmente entre países de la OPEP, y el acuerdo entre Washington y la Unión Europea para establecer topes a el precio internacional del energético», considera el experto.

Estos acuerdos tuvieron resultados distintos en las economías norteamericanas, mientras en otras como Alemania y el resto de Europa se incrementaron los costos de los energéticos.

Recesión sincronizada

Otro efecto presente este año fue la disminución o contracción de la economía mundial, que afectará también en 2023 a las tres economías norteamericanas, incluida la canadiense.

«Una recesión sincronizada global agobia a la mayor parte de las economías más importantes del orbe: por ejemplo, en Reino Unido, su banco central admite que técnicamente la economía británica ya está en recesión», prosigue Martínez Cortes.

Esa misma caída de la actividad económica se presenta en Alemania y en la estadounidense, que aún es la mayor economía mundial, donde comenzó a generarse una desaceleración en la producción industrial.

México, cuyo motor son las exportaciones que destina en más de 80 por ciento hacia EEUU, reportó «un ligero repunte en el crecimiento del Producto Interno Bruto, pero ese comportamiento no se extendió a la microeconomía», y los consumidores lo resintieron.

La economía del país latinoamericano aumentó en casi 20 por ciento su ventas al exterior de manufacturas y productos agroindustriales a casi 480.000 millones de dólares en 10 meses de 2022, según el balance anual de Grupo Financiero Banco Base.

«El consumo privado se desaceleró en noviembre, la inversión fija bruta cayó, la producción industrial no repunta, y se frenó la creación de empleo», en una tendencia que se prolongará hasta el segundo trimestre de 2023, estima el analista.

En el umbral del año próximo, el pronóstico es una inflación generalizada mundial que no cede y una desaceleración en el crecimiento de la economía global, que ya venía afectada por la pandemia de covid-19 y una incompleta recuperación.

La región norteamericana también encara otro desafío: llegaron a su límite las cadenas trasnacionales de suministros, comparadas con la dinámica que alcanzaron en la década pasada.

Como consecuencia, advierte, «los países están impulsando nuevas acciones para atraer la relocalización de la inversión y estaremos viendo en 2023 una importante atracción de inversión en torno al ahora conocido concepto denominado ‘newshoring’, centrado en las disputas comerciales», sobre todo entre EEUU y China.

La pinza se cierra con el otro factor de la disputa internacional: una nueva captación de las inversiones a través de la proximidad, sin depender de cuestiones geopolíticas, explica Martínez Cortes.

Esa tendencia que caracterizó a este año, marca «la nueva dinámica a nivel internacional por la atracción de capital, mientras en 2023 repunta el proteccionismo» que cierra las economías para impulsar el mercado interno en los países.

En el marco de esas batallas comerciales los países emergentes como México entran a la disputa por la atracción de inversión extranjera.

Así se explica que el presidente Andrés Manuel López Obrador cierre el año anunciado que el 10 de enero próximo presentará en la próxima Cumbre de Norteamérica un proyecto para construir una «Alianza para la Prosperidad de Pueblos de las Américas», ante su homólogo estadounidense, Joe Biden, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

El objetivo central: el combate a la pobreza y lograr una distribución más igualitaria de los recursos en las Américas a partir del fortalecimiento de las relaciones comerciales y de todo tipo en el continente, convocado por el liderazgo norteamericano .(Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias