sábado 28, enero 2023
spot_img

El Salvador continuará guerra contra las pandillas, ratifica ministro de Defensa

San Salvador, 3 ere (Sputnik) La guerra contra las pandillas continuará en El Salvador con toda la energía necesaria hasta garantizar la tranquilidad de la población, afirmó este martes el ministro de la Defensa Nacional, vicealmirante René Francis Merino Monroy.

«En todos los lugares en los que sea necesario establecer cercos militares para extraer pandilleros y proteger a la población se va a hacer», dijo Merino Monroy en una entrevista en la cadena de televisión Megavisión.

Al ofrecer un balance de los programas contra la delincuencia organizada, el funcionario destacó al 2022 como el año más seguro de la historia nacional con 169 días sin homicidios y una tasa de estos inferior a ocho por cada 100 mil habitantes.

«Costa Rica, que ha gozado siempre de un buen clima de seguridad, quiere ahora emular el modelo salvadoreño, lo que significa que vamos por el camino correcto», dijo.

Las autoridades atribuyen los avances en seguridad al Plan de Control Territorial, que entró en vigor un mes después de la toma de posesión del presidente Nayib Bukele, el 1 de junio de 2019, y a la aplicación del régimen de excepción decretado por la Asamblea Legislativa el 27 de marzo de 2022.

La Presidencia de la República aseguró en redes sociales que el propósito en 2023 es superar al 2022 como «el año más seguro de la historia».

Un cuadro estadístico precisa la continuada disminución de la cantidad de homicidios atribuidos a las pandillas desde 2017, cuando sumaron 3.962; la cifra bajó a 3.346 en 2018; subió 2.398 en 2019; y se redujo a 1.341 en 2020; a 1.147 en 2021; y a 495 el año pasado.

«La experiencia en nuestro contacto con la gente es la que nos indica que la población está contenta con los resultados de las políticas de seguridad», expresó el ministro de la Defensa.

El vicealmirante Merino Monroy agregó que la presencia de soldados en las calles no significa que la sociedad salvadoreña se encuentre militarizada, pues la Fuerza Armada solo brinda apoyo en tareas de seguridad a la Policía Nacional Civil.

La quinta fase del Plan de Control Territorial comenzó el pasado 3 de diciembre con el cerco con 8.500 militares y 1.500 policías del tercer municipio más poblado del país, Soyapango, en el oriente de San Salvador, y el 24 de ese mes se iniciaron operaciones similares en las comunidades capitalinas Tutunichapa y La Granjita. (Sputnik).

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias