lunes 6, febrero 2023
spot_img

Ana Belén Montes, una puertorriqueña heroína para Cuba y traidora para EEUU

La Habana, 10 ene (Sputnik).- Después de 20 años en prisión, la exanalista estadounidense de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, por sus siglas en inglés) Ana Belén Montes, fue liberada, convirtiéndose en heroína para unos y traidora para otros, en medio del conflicto político que por más de 60 años mantienen Cuba y EEUU.

«Ana Belén Montes no miró los planes contra Cuba con ojos de victimario, sino con ojos de humanidad», escribió el periodista e influencer cubano Iroel Sánchez, editor del sitio digital La pupila insomne, en su cuenta en Twitter.

La exanalista de seguridad, ciudadana estadounidense de origen puertorriqueño, fue encarcelada en septiembre de 2001 bajo cargos de cometer espionaje a favor de Cuba, por lo que fue condenada a 25 años de prisión. Ahora le resta cumplir cinco años de libertad condicional.

«Considero que la política de nuestro Gobierno (EEUU) hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa. Me consideré moralmente obligada a ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político. Nosotros hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba», expresó Belén Montes durante el proceso judicial que se siguió en su contra.

Ahora con 65 años, y después de pasar dos décadas en prisión, la exfuncionaria estadounidense mantiene firme su posición, y cuestionó la persistencia del bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a la isla desde hace más de seis décadas.

«¿Quién en los últimos 60 años ha preguntado al pueblo cubano si ellos quieren que los Estados Unidos les imponga un embargo asfixiante que los hace sufrir?, escribió Belén Montes en un comunicado emitido después de ser liberada.

Miradas encontradas

La actitud y compromiso con Cuba de la boricua convertida en especialista principal de la DIA, ha provocado diversas reacciones tanto en la isla como en EEUU.

En diciembre de 2002, durante una conversación del fallecido líder de la revolución cubana, Fidel Castro (1926-2016) con la periodista estadounidense Andrea Mitchell, el dirigente isleño, refiriéndose a Belén Montes, dijo que cuando «una persona noble y buena que está en contra de una injusticia, en contra de un bloqueo de más de 40 años, en contra de todos los actos terroristas que se cometieron contra Cuba, y es capaz de reaccionar de esta forma, es una persona excepcional».

Pero algunos representantes de los grupos de emigrados cubanos asentados en la ciudad de Miami (sureste de EEUU), tienen una mirada totalmente diferente a la de Montes.

La exrepresentante Ileana Ros-Lethinen, de origen cubano, describió a Belén Montes como una «verdadera creyente comunista, sin importar cuánto daño y muerte se causen en el camino hacia un paraíso socialista de fantasía», en un artículo publicado el martes en el diario estadounidense El Nuevo Herald.

Según la excongresista, Belén Montes reveló las identidades de 450 operativos estadounidenses, incluidos cuatro agentes encubiertos en Cuba y socavó la política de Washington en Centroamérica y América Latina.

También la acusa de distorsionar las posiciones de la Casa Blanca hacia la isla y de haber contribuido en gran medida a la falsa creencia de que «Cuba no representaba una amenaza para EEUU».

Vente años después

En un comunicado hecho público después de su excarcelación, Belén Montes confirmó que no participará en ninguna actividad mediática.

«Estoy más que contenta de tocar suelo borincano de nuevo. Tras dos décadas bastante agotadoras y ante la necesidad de volver a ganarme la vida, quisiera dedicarme a una existencia tranquila y privada», escribió.

En el texto, Belén Montes anima a los que desean centrarse en ella a que, en cambio, «se enfoquen en temas importantes, como los serios problemas que enfrenta el pueblo puertorriqueño o el embargo económico de Estados Unidos hacia Cuba».

Agregó que «también merece atención la apremiante necesidad de cooperación global que detenga y dé marcha atrás a nuestra destrucción de nuestro medio ambiente».

«Yo como persona soy irrelevante. No tengo importancia, mientras que existen problemas graves en nuestro terruño mundial que reclaman atención y una demostración de amor fraternal», enfatizó Belén Montes en su comunicado.

La exanalista de la DIA es un resultado de esa confrontación que por más de 60 años enfrenta a Washington y La Habana, quizás uno de los conflictos más longevos del planeta, donde unos en la isla defienden su derecho a la existencia y los otros intentan cambiar el escenario y los colores políticos del vecino a cualquier precio. (Sputnik)

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias