jueves 30, noviembre 2023
spot_img
spot_img

La ética* y la moral** hoy en día

Ética y moral, la personalización de ambas y su adaptación a nuestro personal modo de ver, han causado un grave daño a todos. Hemos entrado en un mundo de confusión, un mundo de “todo se vale”, que tiene sus raíces en múltiples factores, muy humanos por cierto, pero por esa razón muy equivocados la mayoría de las veces. No nos gusta que nos digan cómo debemos actuar, no es exactamente un anarquismo personal, no, es una manera cómoda de vivir nuestra vida.

Hasta hace pocas décadas nos movíamos dentro de una serie de normas, mismas que nos hacían ser de una manera aceptable para los demás seres humanos.

Las definiciones ayudan a valorar mejor aquello que pretendemos comprender, de este modo En otras palabras, la ética también puede ser definida como el estudio de la moral, la teoría racional de cómo actuar en sociedad. La moral es la forma en que actuamos, el comportamiento, el hábito. La ética tiene que ver más con la teoría y la moral, con la práctica.

Nuestra fuente primigenia de fundamentos éticos y morales, nos ha llegado principalmente desde el helenismo, para los países occidentales, mientras que en Asia han sido los pensadores como Confucio y Lao Tzé quienes nos legaron profundas raíces acerca de nuestras obligaciones, para con el prójimo y para con nosotros mismos.

Durante dos milenios han sido las religiones, las encargadas de promover la idea de ética y de moral,no obstante desde al menos cinco mil años atrás hay información acerca de estas ideas dentro de las religiones mono y politeístas. Quizá como daño colateral, el poder concentrado en la clase “sacerdotal”, producto del miedo agregado, ha llevado a serios cuestionamientos y la caída en una especie de agnosticismo.

No obstante, para ser realistas, la ética y la moral no dependen de ninguna religión, son básicamente el producto del hogar y del entorno: nadie puede dar lo que no tiene. En los últimos años la proliferación de escándalos políticos, todos terminados en nada, internacionales y nacionales, han promovido la idea de “ellos lo hacen yo también”. Vemos políticos eminentemente corruptos, pavoneándose frente a la sociedad que los circunda, como semidioses, con una hoja de vida totalmente sucia: ¿cómo serán sus hijos? Pues iguales por supuesto, no pueden nacer peras del olmo.

Hoy por hoy, lo que nos perturba a todos, son los hechos carentes de ética y de moral, producto de personajes enfermos de su espíritu y con esa avidez de dinero y poder, se saltan cualquier barrera y hacen lo que les dé la gana.

¿Podríamos cambiar esto? No lo creo, no, aunque nosotros como personas podemos buscar la práctica de las virtudes básicas, para vivir en paz y como una especie de rebeldía frente a los corruptos, que tampoco son mayoría pero si mucho más notorios, más nefastos y son la razón de un descreimiento total de la sociedad actual. Los escándalos del clero de la mayoría de las religiones, ha contribuido mucho a esta era del «laissez faire, laissez passer», que consume la sociedad.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Conjunto de costumbres y normas que dirigen o valoran el comportamiento humano en una comunidad.

 

** Conjunto de costumbres y normas que se consideran buenas para dirigir o juzgar el comportamiento de las personas en una comunidad.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias