sábado 1, abril 2023
spot_img

Exjefe de espionaje alemán en la palestra por defender a neofascistas

Berlín, 5 feb (Prensa Latina) El exjefe de espionaje alemán, Hans-Georg Maassen, enfrenta hoy la posible expulsión del partido Unión Cristianodemócrata (CDU) por supuestos vínculos con la ultraderecha neofascista.

La primera fuerza opositora de Alemania, suspendió la militancia del exfuncionario luego de ser cuestionado por sus pronunciamientos y liderar una agrupación cercana a ese espectro político.

La cúpula del partido conservador emplazó a mediados de la semana pasada a Maassen, cuyo plazo para deslindarse de la extrema derecha caduca este domingo, y advirtió que en caso de no hacerlo quedaría en suspenso como militante con efectos inmediatos y el proceso para su expulsión podría formalizarse la próxima semana.

Las tensiones entre el exjefe de espionaje y la dirección de la CDU se remontan a los tiempos en que Ángela Merkel era la canciller federal y este fue relevado de ese cargo en 2018, en medio de fuertes presiones por parte de los entonces socios socialdemócratas de ella.

En aquel momento, desde su posición, cuestionó la veracidad de unas cacerías de extranjeros por parte de los neonazis y relativizó la violencia nazi.

Las nuevas tensiones en torno al partido y Maassen escalaron ahora a raíz de su elección como presidente de la llamada Werte Unión -Unión de Valores-, una organización que tuvo rango de ‘corriente interna’ entre los conservadores y de la cual los cristianos democráticos intentan distanciarse.

CDU ha aprobado sucesivas resoluciones en sus congresos federales rechazando toda cooperación o alianza con la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), pero Maassen defiende el diálogo con ese partido, el único de la ultraderecha con escaños en el Bundestag (Parlamento federal).

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias