viernes 24, mayo 2024
spot_img

UNA pide renuncia de ministra del MEP por declaraciones sobre «bullying»

San José, 22 mar (Elpaís.cr).- La Facultad de Ciencias Sociales y el Centro de Investigación en Docencia y Educación (CIDE) de la Universidad Nacional (UNA) solicitan, de manera vehemente e inmediata, la renuncia de ministra de Educación Pública,  Anna Katharina Müller Castro, por considerar que las manifestaciones de la funcionaria en relación con el acoso escolar (bullying) son “triviales, ligeras y sin fundamento”.

En un pronunciamiento, emitido este 22 de marzo, especialistas de las facultades instan a la comunidad universitaria y nacional “a defender y hacer lectura crítica de todo aquello que lesione e irrespete los derechos humanos”.

A continuación, el pronunciamiento completo:

El Centro de Investigación y Docencia en Educación (CIDE) y la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional, manifiestan profunda preocupación ante las declaraciones emitidas por la Ministra de Educación Pública, señora Anna Katharina Müller Castro, en relación con el acoso escolar (bullying), al afirmar que “un joven con buena autoestima no se deja afectar por el bullying”.

En primera instancia, es pertinente recordar la Ley Fundamental de Educación, que en su artículo 2° indica como fines de la educación costarricense:

b) Contribuir al desenvolvimiento pleno de la personalidad humana;

c) Formar ciudadanos para una democracia en que se concilien los intereses del individuo con los de la comunidad;

d) Estimular el desarrollo de la solidaridad y de la comprensión humanas.

De manera que los centros educativos deben ser promotores del desarrollo de la personalidad de los educandos desde la solidaridad y la comprensión. Esto, sin duda, es potenciado por el personal docente que, enfrentado a complejas realidades sociales, asume el compromiso de promover valores como el respeto, la tolerancia y la no discriminación.

Sin embargo, preocupa que la jerarca del Ministerio de Educación Pública (MEP), a pesar de lo trascendental de su investidura y de lo que ésta representa, simplifique un problema tan complejo como el acoso escolar (bullying), reduciéndolo a su propia interpretación personal y pasando por alto las heterogéneas causas sociales, culturales, educativas, contextuales, históricas y económicas, entre muchas otras, que intervienen en este fenómeno. El acoso escolar es un síntoma de profundos dilemas que se entrecruzan y derivan en actos de agresión y maltrato de diversa índole.

En este sentido, múltiples investigaciones han indicado los efectos del acoso escolar (bullying) en la vida de los niños, niñas y adolescentes, entre los que destacan:

Fracaso escolar, entendido como rechazo a la escuela, exclusión, bajo rendimiento, ausentismo y repitencia.

Crisis de ansiedad, pánico y depresión.

Constante sentimiento de culpa.

Déficit en la autoestima, autoconcepto negativo, autodesprecio, inseguridad.

Decisiones poco asertivas

Alteraciones del estado de ánimo, de la conducta, sentimientos de ira.

Introversión, timidez, aislamiento social, impopularidad, pocas relaciones sociales

Insatisfacción familiar.

Poca eficacia en las acciones debido a la desmotivación.

Síntomas psicosomáticos como insomnio, enuresis y dolores físicos.

Cambios frecuentes de centro educativo (Morales y Villalobos, citando a Oñederra 2008).

Así mismo, los datos presentados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE, 2018), señalan que Costa Rica es el segundo país de Latinoamérica con más casos de acoso escolar (bullying), donde al menos un 11% de los niños y niñas en edad escolar afirman ser víctimas de dinámicas de acoso escolar, como bien refiere el informe PISA 2015.

Uno de los efectos emocionales que produce el acoso escolar (bullying) es, precisamente, un déficit en la autoestima, autoconcepto e inseguridad de la víctima, de manera que la evidencia científica apunta justo en contra de la opinión de la jerarca de Educación. Es menos probable que una persona que sufra acoso tenga la autoestima suficientemente alta como para ser inmune o a las circunstancias que deriven del mismo.

En relación con las declaraciones supracitadas, el Colegio de Profesionales en Psicología de Costa Rica emitió un pronunciamiento donde indica lo siguiente:

“En 2018 la 1° Campaña Alto al Bullying liderada por el Colegio de Profesionales en Psicología, avalada por el MEP, llamaba la atención sobre el tema con una matriz de 16 mitos de la que destacamos que en el número 4, el mito “tiene baja autoestima”, hace referencia a una afirmación incorrecta, dado que la percepción de la baja autoestima no es una causa, es una consecuencia del daño creado. La víctima no es culpable, menos responsable. Con lo que la frase de la Ministra no solo sostiene un mito que pone en retroceso los esfuerzos y avances alcanzados en materia de actuación y prevención en el país, sino que ubica a las víctimas en el lugar de culpables y merecedoras de la agresión sufrida, dejándolas en indefensión mayor e instaurando la falsa idea de que sus recursos emocionales son ineficientes, aumentando el deterioro de su salud mental y por ende el riesgo del daño”.

Así, ante la evidencia científica y la basta información sobre el tema, resulta inconcebible revictimizar a la víctima trasladando la culpa sobre la persona agredida y su familia, lo cual constituye un hecho de graves proporciones viniendo precisamente de la figura rectora del MEP.

Sin duda, el acoso escolar (bullying) es un tema trascendente y sensible; el cual debe  considerar las denuncias, las cifras arrojadas por múltiples investigaciones y los diversos y trágicos desenlaces que en ocasiones el acoso ha provocado. Los miles de estudiantes víctimas de acoso escolar y sus familias, podrán concordar con que existen consecuencias de largo plazo en sus vidas, y en que no merecen que se trivialice una problemática de tal complejidad.

Cuando una persona sufre acoso escolar (bullying), el caso debe ser atendido con la seriedad que corresponde; donde tanto acosado/a como acosador/a requieren de un abordaje integral, acompañamiento y apoyo profesional.

Por lo anterior, la Facultad de Ciencias Sociales y el Centro de Investigación en Docencia y Educación de la Universidad Nacional, censuran las manifestaciones triviales, ligeras y sin fundamento emitidas por la Ministra de Educación Pública en relación con el acoso escolar (bullying). Solicitamos, de manera vehemente e inmediata, la renuncia de la señora Müller a su puesto como jerarca del MEP, e instamos a la comunidad universitaria y nacional a defender y a hacer lectura crítica de todo aquello que lesione e irrespete los derechos humanos.

Noticias de Interés

1 COMENTARIO

  1. Resultan patéticas las horizontales posiciones universitarias y sus entornos con referencia al acoso escolar y la sobre estimación que esas gentes dan al tema, influidos por las «modas» y aires internacionalistas donde una minoría de progres se han infiltrado como un cáncer (metástasis), pretendiendo ensuciar, debilitar a nuestros infantes en Costa Rica, donde para otros medulares aspectos los derechos humanos son un alejado repicar de campanas. Quien más que yo, sufrió el tal “bullying” por mi apellido, garroteadas y ciertos defectos que tuve, fueron gracias a Dios superados, creando una familia, un par de generaciones y una estabilidad envidiable, comparativamente a muchas otras gentes que me rodean. Y aquí estoy, apaleando el idioma por décadas, donde señalo, con franqueza y sin inhibiciones que las émulas elites cultas más bien deben enfocar sus esfuerzos al ver como pisotean los DDHH en todo el mundo exterminando a la raza humana no solo con prácticas anti natura, experimentación bioquímicas, degeneraciones, etc., sino también los desmadres guerreristas que abiertamente han denunciado Julian Assange, el gringo Pulitzer Seymour Hersh y otras decenas de atrocidades cobijadas por un manipulador y corrompido poder mediático, donde con el dinero nos han llevado al filo de la probable destrucción planetaria. Dejémonos de fastidiar a la Ministra Müller y enfoquen sus esfuerzos, digamos sobre el robo de agua, que hoy algunos pasados de vivos lucran y vienen hoy, montando una globalizada estrategia para usurpar ese preciado líquido al supuesto patio trasero del norte. Ver como privatizan la banca, salud pública, alcohol, drogas, alimentos, carreteras, playas, alimentos, educación superior, etc., etc., tenemos para rato, ¿no les parece, geniales seres del olimpo titulados costarricenses? Tomen nota que ya la banca privada mundial se está cayendo a pedazos y ya habrá solo un par de madrigueras a futuro para esconder los millones que ustedes y los espesos políticos-empresarios, posiblemente reciban. Hasta esto, les podría ocupar o preocupar… ¿o no?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias