domingo 2, octubre 2022
spot_img

Los unos contra los otros

He estado observando con creciente temor, las arengas anónimas a la desobediencia y la rebelión, nacidas frente a una serie de medidas, equivocadas o no, puestas en acción para evitar mayor calamidad de la Pandemia actual.
Es verdad que el Presidente Alvarado, posiblemente por su juventud esté casi oculto, es verdad que la economía ya maltrecha de antemano camina rumbo al caos, es verdad que muchas actuaciones de personajes oscuros muestran el latrocinio, es verdad que ya estamos hartos del Covid, del confinamiento irracional, del desastre económico y de Alvarado, ¡claro!, no obstante esa sería la peor solución posible.
¿Dónde están los líderes de PLN, PUSC y otros? ¿Ocultos? Si alguien será responsable ante la historia, será Ottón Solís Fallas, por crear y luego por su impericia perdió el mando de ese “Frankenstein” que formó “A la sombra de las muchachas en flor”(Proust dixit), luego el fue echado a empujones por aquellos mismos anarquistas trasnochados y los milenials ávidos de poder. Pero corrió a ocultarse en un organismo internacional, ese es su valor y en otras ocasiones se iba a dar clases a Miami. Hoy más que nunca necesitamos una mente lúcida, para enfrentar todo lo que falta, es prohibido cansarse, lo peor esta por venir y solamente con inteligencia podremos enfrentarlo, mientras llega el primer domingo de febrero del año 2022.
Hechos: 1- Carlos Alvarado ganó la segunda ronda porque el otro candidato Alvarado, representaba las fuerzas más bajas del fanatismo religioso, no había uno mejor y otro peor: ambos eran peores.
2- Luis Guillermo Solís, un profesor anónimo, llegó al poder por la estupidez de Johnny Araya al renunciar.
Ambos ganaron por el voto del enojo de sus contrincantes, no porque fueran la mejor opción.
La economía venía renca desde el gobierno de Luis Guillermo Solis, heredada de dos gobernantes poco serios y muy cuestionados: Oscar y Laura, ambos demasiado cuestionados y sin un verdadero liderazgo ni en su partido ni a nivel nacional. Durante el gobierno de Solís (quien mostró quien es al izar la bandera gay en la presidencia de todos los costarricenses, colocar en la DIS a Mariano en lugar de cerrarla como lo había prometido y nombrar de ministro de la presidencia a Melvin, un obispo luterano y sostenerlo un año contra todo el pueblo) se agravó la situación fiscal y brotaron los escándalos más graves del último siglo.
Carlos Alvarado, un muchacho inexperto, se rodeó de un verdadero tutti frutti en su moribundo gabinete, luego fue de mal en peor, con dos o tres ideas que iban dirigidas a mejorar la economía, no obstante el flamante presidente ejecutivo de la CCSS, negoció a sus espaldas parte de ese mismo plan. Llegó la pandemia que tomó al mundo por sorpresa y ahí comenzó el final, porque la popularidad de Carlos Alvarado había empezado a crecer, todos los planetas se confabularon en su contra, claro que él mismo fue el mercurio retrógrado de este Virgo que se acerca y acecha con darnos más dolores a todos.
Desde luego que las medidas sanitarias son necesarias, lo que no era necesario sería la manera ambigua de llevarlas a cabo. El presidente debió buscar asesores externos científicos y crear un comando nacional de salud, que hiciera las cosas como debían ser hechas. Nunca supimos en realidad la metodología de las pruebas y el porqué no se hizo el “testeo masivo”, lo que creó una falsa expectativa, se manejó como una clasificación de fútbol para un mundial: todo improvisado y sin claridad, así somos nosotros. Luego anunció la máxima estupidez del “baile y martillo”.
A esta altura no hay más que una “Pandemia con transmisión comunitaria en pleno apogeo” y un país enclaustrado sin trazas de mejorar. Hagamos, desde luego, una revisión. Demasiada gente irresponsable se ha tomado esto como un vacilón, llenando las redes sociales de teorías conspirativas, que han causado mucho daño a todos. No solo estamos luchando contra un virus muy contagioso, estamos luchando contra la ignorancia y el gobierno ha demostrado incapacidad para manejar ese binomio. Aún estamos a tiempo de rectificar el rumbo de este país, pero no con manifestaciones, se hace con inteligencia.
Termino este breve artículo con un fragmento de Sor Juana Inés de la Cruz: “¿cuál de los dos más mal hace, aunque los dos hagan mal, el que peca por la paga o el que paga por pecar?
(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es médico

 

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Dr me encanto eso de que Alvarado se rodeo del Tutti Frutti.Es que es
    tan cierto !
    En los EEUU con las elecciones,Trump apelara a la apertura, a desplazarse en publico y a prometer que NO vuelve a cerrar el pais.Abrir colegios y negocios. Biden por su lado dice que seguira el consejo de los cientificos, y que si es necesario cierra el pais.No se presentara en publico y se dirigira a sus compatriotas por TV y computadora.Pide votar por correo y no abrir los colegios.El contraste no puede ser mayor.
    No por candidato, sino por teoria ante el Covid,por quien se inclina ?

  2. Mire, he sido tradicionalmente demócrata, catolico, saprissista y liberacionista (ahora con fuerzas nuevas por este joven Fernando Zamora Castellano, que no ataca sino que “propone”, no promete, propone) no me han gustado las acciones indisciplinadas de Donald Trump, su irrespeto por los seres humanos, su complejo de Don Perignon, su odio fúrico contra Latinoamérica, su negligente manejo de la crisis del Covid 19, por eso prefiero a Joe Biden, un señor.

    • No veo ninguna diferencia entre demócratas y Trump los dos partidos son del mismo demonio SIONISTA ,pedofilos , criminales, golpistas,genocidas , que verguenza, ser fan de esos demoniacos partidos, tambien que verguenza ser liberacionista o del PAC otros engendros demoniacos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias