domingo 5, febrero 2023
spot_img

La política, moda de los inconformes

A poco para las elecciones municipales, tenemos profundas dudas del futuro de Costa Rica.

Siempre han existido personas que apoyan causas que van en contra de lo que sucede, de los sistemas o estilos de vida de unos y otros. Hace tres mil años, los mayores poderes de la corte del Faraón, era el clero parásito, demasiado poderosos por una simple razón: la fortaleza del Faraón descansaba en la ignorancia popular, alimentada y sostenida por la religión: el clero fortalecía la imagen todopoderosa de los dioses. Akenatón eliminó dos mil deidades de golpe y porrazo, eso fue suficiente para que lo acabaran, no solo físicamente sino que lo borraron históricamente.

Para los egipcios, ser recordado era sinónimo de inmortalidad, pues a este faraón, conocido como el “Faraón Hereje”, se le borró de la historia. El clero de Egipto se encargó de todo eso, para poder retornar al poder omnímodo. Los problemas de la humanidad han surgido de los diferentes privilegios a defender. Veamos sucintamente, en Costa Rica el PLN y el PUSC, por décadas repartieron el botín de puestos públicos y pensiones de lujo, para cortejar a los votantes, hasta que no hubo más que repartir, entonces surgió el PAC de Otton Solis, haciendo perder tres veces a esos colectivos mayoritarios (ya no) y llegamos hasta Chaves, que es algo así como una mutación del partido de Otton.

Posiblemente repita, porque los que están acomodados no se irán, por ahora, hasta que surja otro nuevo partido. Ya el PLN y el PUSC, se han acostumbrado a ser una oposición mediocre, aunque para efectos prácticos conforman un PLUSC, un grupo nada despreciable y que hacen contrapeso al ejecutivo, es un sistema de gobierno desde la asamblea legislativa: no sin razón se denomina el “Primer poder de la República”, es un buen negocio para ciertos grupos de poder, solo por esta razón ha valido la pena, las buenas intenciones de Chaves (quizá de LGS y Carlos Alvarado) no han sido mentira, solo que no pasaron de ser eso: intenciones. Este sistema de truculentos desaciertos, está terminando también a la democracia de EEUU, donde hoy por hoy nadie sabe dónde está la mentira y dónde está la verdad. La democracia más vieja, Inglaterra, se ha movido con un poder parlamentario, donde los ministros casi no importan y el primer ministro es una especie de mandadero entre la corona y el parlamento. Pues creo que nos hemos acercado mucho a ese sistema, el parlamentario, es quizá mucho mejor que esas autocracias latinoamericanas (de derecha o de izquierda da igual), porque cuesta más el manejo del poder entre muchos. El presidente de Costa Rica (no me refiero a Rodrigo Chaves) realmente “manda nada”, su poder acaso es de veto, la antigua figura del presidente Caudillo desapareció con Óscar Arias, ahí nació este sistema de mando de diputados que llega hasta hoy, quizá mejor que la otrora figura prominente del señor presidente.

Ya estamos terminando la primera cuarta parte de la administración Chaves Robles, no avizoro grande logros, tiene un pequeñísimo grupo de poder aparentemente fragmentado a lo interno, que logrará muy poco antes de la desbandada.

Vienen las elecciones municipales, aunque el régimen municipal es deplorable en muchísimos cantones, tiene gran importancia para las elecciones presidenciales. Es por decirlo de algún modo, el estrado de los pies de los precandidatos, por tanto en febrero del 2024 veremos que le resta a la actual administración. No me cabe duda que el PLN y el PUSC seguirán cada vez más atomizados, por esa terquedad de la dirigencia añeja de aferrarse al poder interior en detrimento del partido, porque la muestra de un José María a cien mil votos de un desconocido, sumando dos gobiernos mediocres, habla muy mal de él como posible candidato, ahora comprendo porqué le dijo Óscar Arias que firmaran un acuerdo para no ser candidatos ninguno de los dos.

Estamos esperando muchas de las promesas de Chaves, eso dará oportunidad de un remontarse en el poder o caso contrario, un deterioro de su imagen que todavía mantiene vigencia, pero nadie es monedita de oro. La política es para bien o para mal, una actividad de interés público.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es médico

Más noticias

2 COMENTARIOS

  1. «En CR, el presidente de la república manda nada en un sistema de gobierno desde la AA. LL., donde la oposición hace contrapeso al ejecutivo, pues no se sabe quién dice verdad o mentira, pero hay acuerdo en crear y defender privilegios para grupos y en repartir puestos públicos y pensiones de lujo. Encima, el régimen municipal es deplorable, con pocas excepciones entre los numerosos cantones». Esto es un conciso resumen de lo que opina el Dr. Arce. Wao, dónde le firmo? Pero con ese DIAGNÓSTICO, no se puede culpar a nadie que haya ejercido mal la función pública, pq es una culpa que todos han compartido, hasta los electores, por ser presa del clientelismo político. Ottón, la excepción, cayó muy mal por eso. Veamos ésto así: en el país de los ratones, nunca elegirán una ardilla para gobernar, aunque una rata si podría por su parecido con ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias