lunes 30, enero 2023
spot_img

TEDH acepta parcialmente demanda de Países Bajos y Ucrania contra Rusia

Estrasburgo (Francia), 25 ene (Sputnik).- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en Estrasburgo acepta de manera parcial la demanda conjunta de Países Bajos y Ucrania contra Rusia, que incluye el caso del accidente del vuelo MH17 ocurrido en 2014.

«En el caso de Ucrania y los Países Bajos contra Rusia, la Gran Cámara del TEDH declaró que las quejas eran parcialmente admisibles. Esta decisión es definitiva», dijo la jueza en la sesión del tribunal.

La demanda de los Países Bajos y Ucrania se refiere al conflicto en el este de Ucrania que dura desde 2014, así como al accidente del vuelo MH17 que ocurrió en Donbás el 17 de julio de 2014.

A su vez, la portavoz de la Fiscalía de los Países Bajos, Brechtje van de Moosdijk, aseguró a Sputnik que los resultados de la nueva investigación de la catástrofe del vuelo MH17 se darán a conocer en el reino el próximo 8 de febrero.

«Se anunciarán en una rueda de prensa», precisó la funcionaria.

El tribunal comenzó a estudiar las denuncias de los Países Bajos y Ucrania contra Rusia por el caso del vuelo MH17 en Donbás hace un año, el 26 de enero de 2022.

Anteriormente, Ucrania presentó varias demandas ante el TEDH contra Rusia, relativas a Crimea y Donbás.

En julio de 2020, el Tribunal de Estrasburgo notificó oficialmente a Rusia la demanda presentada por los Países Bajos contra ella por el accidente del Boeing malasio.

El 22 de julio de ese mismo año, Rusia presentó ante el TEDH la primera denuncia interestatal contra Ucrania. En concreto, Moscú acusó a Kiev del accidente del vuelo MH17, debido a que las autoridades ucranianas no cerraron su espacio aéreo. El tribunal registró la denuncia, pero aún no ha comenzado a estudiarla.

El 17 de julio de 2014, el vuelo MH17 de la compañía Malaysia Airlines que se dirigía de Ámsterdam a Kuala Lumpur, fue alcanzado por un misil cuando sobrevolaba la entonces provincia de Donetsk, en el este de Ucrania, zona convulsionada por los enfrentamientos entre las tropas ucranianas y las milicias.

El proceso judicial sobre el siniestro del MH17 comenzó en Países Bajos el 9 de marzo de 2020. Una investigación llevada a cabo por Rusia estableció, partiendo de datos de radares, que el misil con el que fue derribado el vuelo MH17 pertenecía al Ejército ucraniano. Ucrania se negó a presentar la información recogida por sus radares, Estados Unidos, a su vez, no quiso ofrecer las fotos satelitales que reflejaban el momento del lanzamiento del cohete.

El fiscal general adjunto ruso Nikolái Vinnichenko dijo en su tiempo a Sputnik que Moscú colaboró con las autoridades holandesas, proporcionándoles imágenes de radares y documentos que evidencian claramente que el misil que derribó el avión pertenecía a Ucrania y que el proyectil fue lanzado desde una zona controlada por el Ejército ucraniano.

Sin embargo, los investigadores neerlandeses decidieron no adjuntar esos datos al proceso.

Países Bajos confirmó haber recibido los datos, pero la investigación se llevó a cabo sin la participación de la parte rusa, basándose en las declaraciones de testigos anónimos. Los abogados del ruso Pulátov declararon en más de una ocasión que eso impedía evaluar la veracidad de semejantes testimonios, pero los fiscales neerlandeses insistían en que eso se hacía por razones de seguridad.

El Ministerio de Exteriores ruso calificó de infundadas las acusaciones sobre la implicación de Rusia en el derribo del Boeing malasio, subrayando que la investigación se realizó de un modo preconcebido e imperaba el doble rasero. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias