IMAGEN

Europa prepara la amalgama anticrisis con austeridad y crecimiento

Fuente: dpa  |  2012-05-21
Europa prepara la amalgama anticrisis con austeridad y crecimiento

Los líderes asistentes a la Cumbre del G8 acuden hacia la zona de prensa para tomar las fotos de familia en la residencia presidencial de Camp David (Maryland, Estados Unidos), el sábado, 19 de mayo de 2012. El G8 está representado por las ocho economías más fuertes del mundo y en esta ocasión han abordado la crisis de deuda en Europa, la marcha de la economía mundial y asuntos de seguridad a nivel internacional. EFE/Guido Bergmann

Por Fernando Heller (dpa) 

Bruselas, 21 may (dpa) - La Unión Europea (UE) aborda este miércoles una cumbre extraordinaria en la cual los 27 socios del bloque intentan conseguir el equilibrio entre las políticas de austeridad fiscal y el fomento del crecimiento y el empleo. La ecuación pasa por una fórmula híbrida de ambos elementos.

España, cuya prima de riesgo alcanzó la semana pasada cotas históricas, volverá a centrar la atención de los jefes de Estado y de Gobierno europeos. El país lleva semanas encadenando pésimas noticias: a las duras cifras de desempleo (24,1 por ciento) y la recesión, se suman las dudas sobre el nivel de solvencia de su sector bancario tras la nacionalización parcial de Bankia, la cuarta entidad del país.

Dos hechos marcan un viraje en la agenda de la austeridad que hasta hace pocas semanas Alemania esgrimía como único remedio contra la crisis: la victoria del socialista galo François Hollande en los comicios franceses - un firme partidario de políticas de expansión sin relajar la austeridad-, y la posición adoptada este fin de semana por Berlín en el G8 de Camp David, cerca de Washington.

"El mensaje es que la consolidación (fiscal) y el crecimiento son las dos caras de la misma moneda", comentó la canciller Ángela Merkel. Hollande, que apuesta entre otros elementos por una emisión de deuda europea para frenar los ataques de los mercados, lograba así que la parte germana del eje franco-alemán se escorara algunos grados hacia París.

No obstante, nadie sabe en detalle con qué ingredientes se escribirá la receta anticrisis, que aparentemente pasa por una combinación de compromiso fiscal, tal como quedó consignado en el tratado de austeridad, firmado sin Londres ni Praga, con un fomento de la demanda y el crecimiento que permita alguna alegría expansiva.

El cuadro macroeconómico en Europa sigue mostrando aristas desiguales. Mientras socios como Alemania, primera economía de la eurozona, presentan resultados envidiables en materia de crecimiento y empleo, otros como España preocupan mucho en Bruselas.

Mientras se multiplican las voces de expertos y analistas que advierten de que la austeridad a ultranza podría prolongar la fase recesiva en Europa, otro elemento se agrega a los eslabones del pesimismo: la lacra del desempleo.

Según la agencia estadística de la UE, Eurostat, la tasa de desempleo en los 17 socios de la eurozona alcanzó en marzo pasado un nivel récord, con el 10,9 por ciento. Desde 1999, con la entrada del euro, nunca se había registrado ese nivel tan alto de paro, equivalente a 17,36 millones de personas.

Pero al margen de las declaraciones institucionales pomposas, como las del G8 de este fin de semana, Europa todavía no ha dado con la amalgama que permita combinar consolidación y crecimiento.

Además de Grecia, cuya salida del euro parece una hipótesis descartada tras las declaraciones de apoyo a Atenas del G8 y del eje franco-alemán, España centrará otra vez el foco de atención de la cena de trabajo de los líderes europeos de este miércoles.

A pesar de que algunos como el Nobel de Economía Paul Krugman llegaron incluso a hablar estos últimos días de "corralito" en España, en Bruselas se contrarresta con mensajes tranquilizadores cuya repetición en ocasiones parece restarles credibilidad.

Mientras la política de comunicación oficial de Bruselas transita por un canal, los hechos muchas veces la desmienten. Muestra de ello es que esta semana viaja a Madrid una misión de control de la agencia Eurostat para que el gobierno español aclare cuanto antes la razón del nuevo desvío, por cuatro décimas, del déficit de España en 2011, desde el 8,5 por ciento al 8,9 por ciento.

España no está intervenida por la UE ni por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como los tres socios rescatados, Grecia (dos veces), Irlanda o Portugal, pero el viaje de una misión de verificación de las cuentas públicas, aunque desde Bruselas se califica de "normal", podría ser interpretada como un signo de desconfianza.

Ejemplo de la preocupación europea por encontrar el equilibrio entre recortes y promoción del crecimiento y empleo es una nueva cumbre sobre esa temática convocada por el primer ministro italiano, Mario Monti, para finales de junio. El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, no había sido invitado, pero finalmente logró que le incluyeran.

Comentarios

  • HUAN2012-05-22 EUROPA. Europa camino a la Latinoamérica que se cultivo por el capital global entre los años 80 y 90. Ahora está más parecida.

Su comentario

Nombre

rnui28

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢532.03
VENTA ¢542.7
Encuesta

¿Cree usted que el PLN dará tres comidas diarias a 339 mil personas?

Lotería
Sorteo: 9 marzo 2014

61

589

Primer premio

55

900

Segundo premio

71

846

Tercer premio