sábado 2, julio 2022
spot_img

El fantasma del autoritarismo está apareciendo en Costa Rica

Columna Poliédrica

¿Por qué los medios de comunicación y los grupos de poder económico enfocan sus ataques contra las universidades públicas? ¿Por qué no hablan de las remuneraciones de sus lacayos en los bancos públicos? ¿Por qué no hablan de los salarios que perciben sus superintendentes y otros jerarcas que les son afines? ¿Por qué no hablan de los honorarios que con fondos públicos se le pagan a diferentes profesionales vinculados a sus intereses?

La respuesta es muy sencilla, los grupos a los que nos referimos les importa un bledo el problema fiscal, saben que no es nuevo y que en otras ocasiones el país ha salido adelante. Costa Rica a lo largo de su historia ha tenido diferentes crisis fiscales, no obstante, la diferencia es que en la actualidad están propiciando la concentración de poder, para destruir el modelo de Estado Social que se edificó a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Y para lograr destruir el modelo de Estado que tanto los ha contrariado, necesitan deslegitimar o si es posible eliminar a quienes pueden evidenciar o explicar lo que está pasando. Las universidades públicas en particular han sido el objeto de mayor crítica, a pesar de que son una de las principales fuentes de información de esos medios de comunicación. ¿Cuánto le representa económicamente a los medios de comunicación la información y las notas que hacen con las informaciones e investigadores de las universidades públicas?

Las universidades públicas han llamado la atención que se está destruyendo lo que queda del Estado Social de Derecho. Que hay en curso un proceso de transformación del régimen político costarricense, debido a que se está generando una concentración de poder en manos del Poder Ejecutivo; en otras palabras, el régimen de autonomías que involucra a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), a las universidades públicas, a las corporaciones municipales y a las instituciones autónomas comunes, se pretende desconocer por medio de una ley ordinaria.

El engaño consiste en decir que el proyecto de Ley Marco de Empleo Público es para resolver el problema fiscal y para favorecer la igualdad salarial en el sector público. Lo anterior es completamente falso, no se va resolver el problema y se condenará a las futuras generaciones a un acceso restringido a la educación y a la salud. Se dará un deterioro en los salarios de la mayoría de funcionarios públicos, porque habrá un congelamiento de las remuneraciones con base en el argumento que se hará una equiparación al alza de un grupo reducido de puestos.

En esta columna hemos expuesto la multiplicidad de formas que tiene el sector privado para no pagar impuestos y para realizar una serie de acciones que son opacas para la mayoría de la ciudadanía. No vamos a reiterar lo que ya hemos dicho, sin embargo, los que dominan ese sector ahora están detrás de dos actividades del Estado Social que han venido siendo muy rentables y lucrativas, la salud y la educación superior; en palabras sencillas, su objetivo es terminar de convertir la educación y la salud en una mercancía que sea objeto de jugosas ganancias.

Para lograr que la salud y la educación sean un negocio y no un servicio público, la concentración de poder y la migración hacia un régimen político más vertical es un imperativo. Caminamos hacia un mayor autoritarismo y hay muchos costarricenses que ni siquiera se están percatando de este proceso, las universidades públicas lo han venido advirtiendo pero estos grupos mediáticos y de poder están haciendo todo lo posible para deslegitimar a estos centros de producción de conocimiento.

La eliminación de la capacidad de organización de los trabajadores del sector privado es una realidad en la actualidad. El autoritarismo en las empresas ahora se quiere trasladar a las instituciones públicas, ya han dado un paso adelante con las reformas hechas en relación con el derecho de huelga; sin embargo, el objetivo ahora es reprimir cualquier tipo de protesta o movimiento de huelga en el sector público, el autoritarismo en la sociedad costarricense es una realidad actualmente.

No se trata de ser profeta, se trata de evitar que la Costa Rica que hemos conocido se nos vaya de las manos. Queremos que nuestros hijos y nietos tengan acceso a los servicios públicos de educación y salud porque, pese a los problemas que puedan tener, han permitido que nuestro pueblo tenga altos índices de desarrollo.

Se trata que la democracia costarricense en lugar de deteriorarse y caminar hacia el autoritarismo, avance hacia un régimen más pluralista y participativo. Debemos oponernos y luchar para evitar que este proceso nos quite el Estado Social de Derecho que hemos tenido hasta el sol de hoy.

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

Más noticias

18 COMENTARIOS

  1. Los argumentos son de orden conspirativo. Especulaciones.
    Las universidades perdieron no solo el apoyo de sus estudiantes sino el de la opinion publica.Existe concenso nacional en que hay abuso en los sueldos y pensiones en las universidades, en especial la UCR.Esta demostrado.Ese es el meollo del asunto.No es autonomia,ni libertad de catedra,es mal manejo de las finanzas que el pueblo otorga a las universidades ,el cual termina no favoreciendo estudiantes, su educacion, sino los bolsillos de la elite intelectual,como se hace llamar.
    La prueba mas importante es la declaracion de los estudiantes del TEC.Muy clara sobre cuales son sus objetivos y problemas a resolver.Cual es la respuesta del TEC y las universidades : ninguna !!
    Se denota ya,una desesperacion ante lo inevitable.

    • Al troll que se hace llamar Flora Otoya: Ya a estas alturas, las personas que leemos este diario digital tenemos claro su función ideológica. Lo peor es que la gente a la que usted sirve como vasallo, piensa que la gente es ignorante; sin embargo, en el caso de los lectores de este diario digital eso es poco probable, salvo excepciones como la suya. Todos sabemos que usted es un troll pagado, que el grupo de estudiantes del ITCR, no todos, que dieron esas declaraciones son afines al Partido Liberación Nacional actual, y que el discurso de los salarios de las universidades públicas ha sido aclarados. Lo que sí llama la atención, pero se entiende, es que usted como troll, no haga mención de las preguntas que plantea el señor Mirom al inicio.

      • Don Rogelio Alvarado Cedeño,le agradeceria me explique que es un troll ?
        Constentemente con diferentes seudonimos,usted don Rogelio me llama troll.De nuevo le pido respeto a mi pensamiento que es la de cualquier costarricense que quiere defender al pueblo de los grandes abusadores,que so pretexto de protegerlos se beneficia de su cargo.

        • Al troll que se hace llamar Flora Otoya: No sé quién será Rogelio Alvarado, mi nombre es Gregorio Alvarado Rivas, así completo, como tiene que ser. Y con mucho gusto le indicó lo siguiente: En la jerga de Internet, un trol, plural troles (del noruego troll), describe a una persona con identidad desconocida que publica mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema en una comunidad en línea, como pueden ser un foro de discusión, sala de chat, comentarios de blog, o similar, con la principal intención de molestar o provocar una respuesta emocional negativa en los usuarios y lectores, con fines diversos (incluso por diversión)​ o, de otra manera, alterar la conversación normal en un tema de discusión, logrando que los mismos usuarios se enfaden y se enfrenten entre sí. Espero haberle dejado muy claro el punto.

          • Excelente don Gregorio. Más claro ni el agua pura. Gracias por resumir lo que muchos opinamos.

  2. Otro Ejemplo, no hay duda que las consultorias y asesorias estan drenando las arcas de la fortuna monetaria del estado, no se ve referencia a ponerle coto al abuso inminente. Los gastos de las U publicas son una pizca o migajas en comparacion con las asesorias y consultorias.
    Cuidemos la plata de los pobres y mas necesitados se nos avecina un 2021 muy duro con cuesta muy parada, gracias Mirom por el comentario.

  3. Y usted a quien representa Troll Alvarado?, en lugar de atacar a quien expone, ataque las ideas, no desacredite a la señora Otoya, detrás de eso hay mucho de machismo.

  4. De Iván Molina Jimenez:Hoy día, cuando la institucionalidad construida a partir de 1948 está a punto de ser destruida por un Poder Ejecutivo y una Asamblea Legislativa hegemonizados por lo más oligárquicos sectores del empresariado costarricense, las palabras que (Rodrigo) Facio escribiera en 1941 adquieren renovada vigencia. Decía entonces que el Estado confundía los intereses de la oligarquía con los de la nación y que en relación con el capital extranjero “era débil hasta el entreguismo”, diagnóstico tan implacable como perfectamente aplicable a la ya trágica Costa Rica del bicentenario.

  5. Desgraciadamente si…la tirania se esta instaurando en CR y en el resto del mundo…comenzo hace años cuando las mismas univetsidades comenzaron a corromperse con el mismo sistema que hoy busca desaparecerlas….cuando comenzaron a aceptar prestamos y comenzaron a ser vistas como una mina de los buitres de la politica. Lo que fallo en la u es que se quedaron dentro de esa torre de marfil y dejaron de ser solidarios en las luchas comunes….era su oportunidad en las protestas anteriores de haberse sumado al clamor de otros sectores y no haberse hecho los majes. Pero desgraciafamente, la U ahora esta tambien contaminada de esa indiferencia que es propia de estas nuevas generaciones de ticos. Se volvieron unos golosos solitarios y ahora en momentos de necesidad el mismo sistema que los hizo crecer ahora les quiere echar el guante. Creo que se debe aprender una leccion moral de toda esta desafortunafa situacion.

    El mal no debe ser tolerado, sino atacado frontalmente. Pero ustedes se creyeron todo ese cuento de democracia y pais de paz y han alcahueteado ese mal que ha crecido tanto que ahora se manifiesta en la realidad. Ese es el verdadero problema.

  6. La tiranía ya existe en el sector público, haciéndonos pagar a todos sus caprichos a cambio de pésimos servicios, y no hay a quien reclamarle, en el caso de las universidades públicas, son intocables, hacen lo que les da la gana y nadie puede hacer nada porque se blindan con la constitución

  7. Esteban Fuentes: Su afición desmedida a las mentiras más descaradas, las que repite sin sonrojarse, es algo más que evidente, todo falso y malintencionado. Su accionar reafirma las acechanzas del autoritarismo tan manifiesto en este país, tal y como afirma el autor del artículo, encima de todo le molesta que le digan la verdad. Parece que además no entiende lo que lee, si es que acaso leyó el texto de Andi Mirom.

  8. Quien ataca a la persona, evitando referirse a la idea u opinión, sabe que perdió la discusión, no es más que un necio que no merece la mínima importancia.

  9. No hay discusión digna de ese nombre con gentes que no dan la cara, se ocultan adoptando múltiples disfraces, no leen los artículos como los del señor Andi MIrom, a quien agradezco por compartir sus reflexiones con nosotros, de una manera rigurosa pero siempre con amenidad. Sería mejor que escribieran sus propios artículos y así podríamos discutir sin emabigüedades ni rodeos, empleando argumentos e informaciones precisas sobre los temas específicos que quieran plantear, así dejaríamos de estar introduciendo distractores y descalificaciones gratuitas.

    • Don Rogelio, le agradezco a usted que tenga la paciencia de enfrentar a este montón de troles pagados. La verdad a mi me cuesta mucho sacar tiempo para refutar las estupideces y los mensajes totalmente interesados y sin la más mínima reflexión de este tipo de gente. Mil gracias don Rogelio, se lo agradecemos los lectores reales, los de carne y hueso.

  10. Como siempre defendiendo lo indefendible, con el tema de mantener el estado social de derecho, se crearon una serie de beneficios personales, de los cuales las universidades son líderes, nada más revisen el tema de los años de servicio, salario y monto de pensiones, versus producción de beneficios reales a la sociedad costarricense. De hecho la multiplicidad de oferta de universidades privadas es un hecho incontestable, cuya genesis está en el deterioro de las universidades públicas, producto de las políticas de beneficio personal de los dirigentes de turno. Y si vemos la salud, no hay ni que essgrimir muchos argumentos, cualquier costarricense es testigo del pésimo servicio con excepciones de la CCSS, que obligan a la población a buscar apoyo privado. En lugar de promover estilos de gestión moderna, en los cuáles el estado pueda tener el control de las políticas y diversificar la provisión de servicios, se escudan en el pseudo estado social de derecho para mantener sus granjerías. Mal estamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias