domingo 21, abril 2024
spot_img

Reglar la regla

Me crié en un hogar de mujeres, salvo papá, mi hermano mayor y yo, los demás cinco miembros de mi familia eran mujeres: desde chiquillo me sentí muy a gusto rodeado de mujeres; me casé y tuvimos tres hijas mujeres. Mi destino en este planeta, era estar rodeado de mujeres. Decía un cirujano viejo en mis mismas condiciones, “mirá yo lo único que  no aprendí fue a orinar sentado”, tenía cinco hijas. Esa frase de él siempre me hizo gracia al recordarla, yo no aprendí a hacerlo.

Entonces, viviendo entre mujeres (sumándole las amigas de ellas), aprendí mucho de la jerga para referirse a la menstruación, muy variados y años después los escuché en Mexico cuando estudiaba, parece que esa situación tiene nombres muy similares, posiblemente en Babel se pusieron de acuerdo. Bueno de todas maneras, la regla es un molestar femenino que ninguna identidad de género puede ignorar. Ese recuerdo del periodo menstrual tan vívido en mi memoria, me hizo siempre dudar de la famosa “identidad de género”, porque sencillamente menstruar es un privilegio reservado a las mujeres paralelo a la maternidad, nosotros los hombres quedamos por fuera, como tantos otros seres de la naturaleza.

Ahora ha nacido un movimiento muy interesado, dirigido a regular todo lo relacionado al periodo menstrual: “reglar a la regla”.  Cuando leí algunas opiniones, mayoritariamente femeninas, acerca de todo los epifenómenos de la regla, me di cuenta que no sabía nada, comencé por instruirme y ver que en efecto hay muchas cosas que arreglar sobre la regla.

Los días incómodos de la menstruación, ir a la oficina o el puesto de trabajo, andar vigilante que el sangrado no traspase el límite de contención de lo que se utilice.

La menstruación dolorosa (dismenorrea en lenguaje médico) incomoda, donde existe una verdadera tormenta hormonal.

La compra de esos implementos, que no son baratos y deberían estar incluidos en la canasta básica por ley. Liberarlos de impuestos, autorizar un poco más de laxitud laboral para las mujeres antes de la menopausia y durante su periodo.  Exigir a los lugares públicos que tienen baño de damas, a agregar mayor cantidad y mejor calidad del papel higiénico, por qué no agregar toallas o tampones o copas al servicio, un autoservicio como en muchos países de Europa.

Sin mujeres no hay vida, el día de mañana los bancos de semen podrían eliminar a los hombres, creando una nueva generación de mujeres solas, que no ocupen el concurso de varón para procrear, (Ignoro si la iglesia se agarraría de esto para señalarlo como pecado de Onán, como hizo con la masturbación.

Todo el apoyo que se pueda dar en Costa Rica a las mujeres, yo personalmente lo apoyo. Todo lo mejor en mi vida ha venido disfrazado de mujer, ¿cómo no quererlas y protegerlas?

Realmente ese movimiento actual que busca reglar la regla, tiene todo mi apoyo, espero que ningún machista busque oponerse, al contrario creo que el apoyo será total.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico.

Noticias de Interés

2 COMENTARIOS

  1. De verdad que estos médicos de la derecha me divierten , me avisa cuando van a reglar la menopausia ,yo me apunto ,pero que me paguen una mensualidad para poder soportar la menopausia. con los diputados de Rodrigo Chaves todo es posible ,porque la estupidez no tiene límites

  2. Así es doctor. Igual entre descabellados proyectos es una bocanada de aire fresco escuchar este proyecto de tan sentido común. Creo igual que va pasar sin mayor contratiempo. Bien por las mujeres y se exonere o baje al mínimo el impuesto sobre todos estos artículos que para ellas son de primera necesidad cada mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias