jueves 22, febrero 2024
spot_img

Nicaragua rechaza declaraciones injerencistas de gobierno de Hungría

San Salvador, 2 sep (Sputnik).- El Gobierno de Nicaragua rechazó este viernes declaraciones del canciller de Hungría, Péter Szijjártó, por inmiscuirse en los asuntos internos de esa nación y advirtió que son asuntos que ni les conciernen ni son de su incumbencia».

«En relación a noticias difundidas sobre declaraciones injerencistas del ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, lesionando la Soberanía de Nicaragua y entrometiéndose en asuntos propios del Estado nicaragüense, estamos con esta Nota protestando enérgicamente por la violación de la Convención de Viena de parte del Gobierno de Hungría», subrayó el canciller, Denis Moncada.

Recuerda que «Nicaragua, con un elevadísimo costo en vidas, con tantísima sangre derramada defendiendo el derecho a la soberanía nacional, y con siglos de coraje y valor en luchas antiimperialistas y anti-intervencionistas, reclama fuertemente al Jefe de Gobierno de Hungría y al Jefe de las Relaciones con otros Estados, por inmiscuirse en asuntos que ni les conciernen, ni son de su incumbencia».

La nota oficial del Gobierno de Nicaragua expresa que «desde ese otro continente Hungría pareciera seguir los pasos guerreristas y esclavistas de los imperios europeos».

Añade que las declaraciones Szijjártó «reflejan ignorancia sobre las relaciones correctas entre Estados Soberanos y un desmedido afán protagónico que ni les luce, ni pueden tener, según las cartas de organismos internacionales que dan pautas sobre el respeto, la convivencia armoniosa, y sobre todo, la decencia y la cordura para no buscar protagonismos con conductas inmaduras e impropias, a costa de Soberanías Nacionales».

Recuerda que Nicaragua nunca ha intervenido en los asuntos de otro y exige reciprocidad.

Péter Szijjártó declaró que el gobierno húngaro brindará ayuda a la comunidad cristiana de Nicaragua en vista de las «atrocidades» que han sufrido recientemente.

El funcionario dijo que habló por teléfono con el arzobispo Richard Gallagher, secretario de Relaciones con el Vaticano, y después de informes periodísticos de que el gobierno de Nicaragua había tomado medidas para obstaculizar las actividades de la comunidad jesuita y había cerrado la universidad católica más grande del país.

Szijjártó dijo que le comunicó a Gallagher que el gobierno húngaro estaba dispuesto a otorgar becas a los estudiantes que formaban parte de la comunidad educativa de la Universidad Centroamericana, UCA, que fue la última que cerraron en Nicaragua.

También señaló que consultaría sobre la ayuda a los sacerdotes jesuitas que se encontraban en una situación difícil.

Noticias de Interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias