martes 27, febrero 2024
spot_img

Un planeta como Júpiter arrastra una cola de 560.000 kilómetros

Washington, 10 Ene. (EUROPA PRESS) – Astrofísicos han descubierto que el exoplaneta WASP-69b arrastra una cola de gas siete veces más larga que el planeta, resultado de la quema de su atmósfera y estirada por los vientos estelares.

WASP-69b registra un verano caliente que nunca termina. El enorme exoplaneta gaseoso, aproximadamente del tamaño de Júpiter y aproximadamente a 160 años luz de la Tierra, orbita tan cerca de su abrasadora estrella anfitriona que su atmósfera está hirviendo a un ritmo de 200.000 toneladas por segundo.

En una nueva investigación publicada en Astrophysical Journal, un equipo dirigido por astrofísicos de la UCLA (Universidad de California Los Ángeles) descubrió que a medida que la atmósfera del planeta escapa al espacio, los vientos estelares de su estrella anfitriona la esculpen en una cola similar a la de un cometa que sigue al planeta durante al menos 560.000 kilómetros de distancia.

«El trabajo de grupos anteriores mostró que este planeta estaba perdiendo parte de su atmósfera y sugirió una cola sutil o tal vez ninguna», dijo en un comunicado Dakotah Tyler, estudiante de doctorado de UCLA y primera autora de la investigación. «Sin embargo, ahora hemos detectado definitivamente esta cola y hemos demostrado que es al menos siete veces más larga que el propio planeta».

Descubierto hace una década, WASP-69b es conocido como un «Júpiter caliente», un planeta gigante gaseoso que orbita precariamente cerca de su estrella. De hecho, el exoplaneta está tan cerca que completa una órbita completa en menos de cuatro días terrestres; en comparación, Mercurio, el planeta más cercano a nuestro sol, tiene una órbita de 88 días.

El descubrimiento de que la estrella WASP-69b no sólo está despojando la atmósfera del planeta con radiación de alta energía, sino que también está pastoreando físicamente el gas que se escapa hacia una cola larga y delgada, ayuda a revelar cómo los vientos estelares afectan a los planetas que orbitan tan cerca de sus estrellas. Estudiar directamente este tipo de pérdida de masa atmosférica es fundamental para comprender exactamente cómo los planetas de la galaxia evolucionan con el tiempo con sus estrellas, dijeron los investigadores.

«Durante la última década, hemos aprendido que la mayoría de las estrellas albergan un planeta que las orbita más cerca de lo que Mercurio orbita alrededor de nuestro sol y que la erosión de sus atmósferas juega un papel clave para explicar los tipos de planetas que vemos hoy», dijo el co-autor y profesor de física y astronomía de UCLA Erik Petigura. «Sin embargo, para la mayoría de los exoplanetas conocidos, sospechamos que el período de pérdida atmosférica concluyó hace mucho tiempo. El sistema WASP-69b es una joya porque tenemos una oportunidad única de estudiar la pérdida de masa atmosférica en tiempo real y comprender la física crítica que da forma a miles de otros planetas».

Observaciones anteriores de WASP-69b, realizadas con un telescopio de 3,5 metros en el Observatorio de Calar Alto en España y un telescopio de 5 metros en el Observatorio Palomar en el condado de San Diego, mostraron solo un indicio de cola o ninguna cola. Para el estudio actual, los investigadores utilizaron un telescopio más grande, de 10 metros, en el Observatorio W.M. Keck en Hawai, junto con su instrumento espectrógrafo de alta resolución, llamado NIRSPEC, para realizar observaciones que fueran más sensibles a la estructura detallada de WASP-69b.

Las observaciones revelaron que el gas que escapa de WASP-69b, principalmente hidrógeno y helio, recibe forma y es empujado en dirección a la Tierra por la radiación y una salida de gas de su estrella anfitriona conocida como viento estelar a lo largo de cientos de miles de kilómetros. Luego, los investigadores pudieron calcular la cantidad de masa que estaba perdiendo el planeta.

«Estas colas parecidas a cometas son realmente valiosas porque se forman cuando la atmósfera que se escapa del planeta choca contra el viento estelar, lo que hace que el gas sea arrastrado hacia atrás», dijo Petigura. «La observación de una cola tan extendida nos permite estudiar estas interacciones con gran detalle».

Aunque el caliente Júpiter está bailando un tango peligroso con su estrella, Tyler dijo que su atmósfera no se evaporará por completo.

«Con alrededor de 90 veces la masa de la Tierra, WASP-69b tiene una reserva de material tan grande que incluso perder esta enorme cantidad de masa no lo afectará mucho a lo largo de su vida. No corre peligro de perder toda su atmósfera durante la vida de la estrella», dijo Tyler.

Noticias de Interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias