lunes 26, septiembre 2022
spot_img

La estafa perpetua

Desde siempre, desde Caín y Abel simbólicamente, un ser humano desea vivir del otro. Las primeras agrupaciones humanas ya contaron con el sistema de estafa, y erróneamente la tomaron por modus vivendi. Luego los Homo sapiens sapiens, se apoderarían del poder de los Neanderthales en base a su supremacía intelectual.
La lista es tan larga, que no tiene ningún sentido enumerarla, sería un texto grueso de historia. Por miles de años, se usó el sistema de Reyes y plebeyos, hasta que aprovechando la revolución francesa, las monarquías se apropiaron de la idea de democracia, para mediante una revolución industrial desplazar al labrador a las grandes ciudades y explotarlos. En los albores del siglo XX, con el pistoletazo de Sarajevo, se instituyó la idea de democracia, en dos mundos: socialista-comunista y del otro lado democrático-capitalista. Los más inteligentes se aprovecharon de la poca capacidad creativa de las monarquías y las sustituyeron por democracias de diferente sello, desde luego todas manejadas por el capitalismo, incluso el torpe comunismo ruso y el fascismo europeo.
Hoy, cuando al fin “los ciegos pueden ver”(sic), hemos podido constatar el asalto desalmado de los miembros de la gleba al poder, de una manera confusamente natural, se subieron a los tronos. Quienes tengan memoria, recordaran que en la Costa Rica campesina semi analfabeta, personalidades políticas como Alberto Cañas con su “gradería de sol” y Fernando Volio con su “la canalla”, creían y lo decían, estar siendo desplazados de la mesa como comensales non gratos, que en efecto ya eran pasado, sobrepasados por puro piso de tierra (todos somos de una forma o de otra piso de tierra), que se había educado y desde luego despabilado, no queriendo trabajar más por la añeja y desfasada clase política costarricense, que a partir del último cuarto del siglo XX, ya no podía lidiar con el poder de estafar a las mayorías impunemente. Ahí teníamos la evolución total de nuestra democracia, que había abandonado el Club Unión para trasladarse al Jet Set criollo en los bares de Escazú. Nació un nuevo modus vivendi, cuyo precio no podría ser pagado salvo por endeudamiento del Estado, que al ser manejado por esos grupos nuevos, no dudarían en perpetuar el asalto al paraíso, vía préstamos, inventando y repartiendo puestos a manos llenas. Todo cambia por esa capacidad increíble de metamorfosis del ser humano político burocrático, entonces cuando ya estábamos completos: parió la abuela: los descendientes políticos del malogrado político liberacionista Otton Solis, inventan un artilugio, para convencer a los milenials de las universidades públicas y ponerlos a gobernar y desgobernar el país, en nombre del relevo generacional, no obstante la necesidad de ese relevo, los nuevos gobernantes al no haber tenido las necesidades de buscar su propia manutención, no estaban en capacidad de administrar los bienes de todos.
La actual Pandemia, que ha sido la mejor des-mascarada del mundo, los ha retratado de cuerpo entero, poniendo de manifiesto que la fiesta de Caín y Abel, sigue en pie pero con diferente disfraz.
Creo en la juventud, porque al fin y al cabo, si somos racionales, el futuro es de ellos, pero han ido cometiendo yerro tras yerro. Me preguntaba un buen amigo, joven por cierto, por qué yo veía que un préstamo del fondo de pensiones de IVM (dinero ocioso) a una empresa privada gigantesca no lo veía yo como un error. Le expliqué que IVM estaba desestabilizado desde los años ochenta (no quebrado, solo desestabilizado) y que no habría dinero para pensiones en veinte años, no se podía mantener dinero ocioso. ¿Entonces yo no tendré pensión?, me preguntó angustiado. No, claro que no tendrás porque tú eres de los miles que pagan los montos de pensión que se están pagando en la actualidad. Me increpó que él pagaba mucho desde hacía más de diez años. Le respondí que seguiría haciéndolo. Era complicado hacerle entender. Al fin se me ocurrió que solo haciéndole leer y comprender la filosofía de la Pirámide de Ponzi, lograría hacerlo comprender el mundo que le tocó vivir.
No fue muy de su agrado, porque es además un defensor a ultranza de las clases poderosas, un peón más que gobierna su mente con la espada de Damocles, un empleado del gran capital sin saberlo. Estos maravillosos artilugios del siglo XXI son en realidad la misma mona con distinto traje, porque el mundo es así, una gran estafa de unos contra otros, siempre fue así y no podríamos esperar que fuera diferente. El producto de una gallina será, lo queramos o no, una gallinita.
(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico

Más noticias

6 COMENTARIOS

  1. La experiencia de los años, y después de muchos porrazos e investigaciones, vamos llegando a la conclusión de lo que expresas en el comentario. Es doloroso el sentimiento de frustración e impotencia al tener conocimiento sobre esta realidad y no poder hacer nada; porque las fuerzas del mal en este mundo, son más poderosas.

  2. Dr, es usted el vivo ejemplo de aquel refran que dice » Mas sabe el diablo por viejo que por diablo «.
    A usted si que meterle a estas alturas,»un cinco con hueco » no es nada facil !

  3. El poder lo tenemos los que con nuestro dinero, mucho o poco, escogemos donde gastarlo. No nos damos cuenta de que al pagar por un producto o servicio, estamos entregando mas que dinero, entregamos poder, con nuestra decisión de compra podemos quitarle poder al que no se lo merece, al fin y al cabo esto es lo que buscan esas «fuerzas del mal», poder y dinero.
    El fuego no prospera si se le quita algún elemento del triángulo (calor, aire y combustible), al negarle nuestro dinero a un sinvergüenza de estos, no puede prosperar, así que dejemos de quejarnos y decir que no tenemos poder de cambio, que lo andamos en nuestro bolsillo, la decisión de a quien le compramos vale más que un voto en las urnas.

    • Tiene toda la razón caballero, por eso hay que fomentar la producción a escala familiar, al igual que el trueque. Mientras que se informa a a la gente su poder como consumidor, de los abusos laborales, ambientales y de cómo entre más grandes las empresas más eluden y evaden impuestos alegando que el gobierno se los roba, cuando en la mayoría de los casos ellos mismos ayudaron a los corruptos a alcanzar el gobierno, ó bien los sobornan haciendo «lobby» para que los favorezcan.

  4. Una estafa perfecta es la mafia de los farmaceuticas, tienen al mundo engañado que las vacunas protegen la salud de las personas, pero más bien en las vacunas viene la enfermedad ,solo a un ingenuo se le ocurre pensar que a las farmacéuticas les preocupa la salud, todo lo contrario les interesa que el mundo siga enfermo para vender sus toxicas medicinas, por eso Rockefeller elimino la medicina natural , el linaje Rockefeller apostó por la obtención de drogas farmacéuticas a partir de petroquímicos,los productos petroquímicos era que todo podía patentarse y venderse con altos beneficios.
    Rockefeller tuvo que encontrar la manera de deshacerse de su mayor competencia. Así que usó la clásica fórmula de la dialéctica hegeliana: “solución-problema-reacción”
    Para corromper y cambiar las mentes de otros médicos y científicos, Rockefeller donó más de $100 millones a colegios y hospitales y fundó un grupo de líderes filantrópicos llamado “Junta General de Educación.
    Así que ahora, 100 años después, estamos produciendo médicos que no saben nada sobre los beneficios de la nutrición o las hierbas o cualquier práctica holística. En cambio, tenemos toda una sociedad que está esclavizada a las corporaciones y que todavía las asocian a la idea de bienestar.
    “Denle una pastilla al enfermo” se convirtió en el mantra de la medicina moderna.

  5. Pues si y no, mucho hay en las grandes farmacéuticas ligado a los Rockefeller, no obstante la medicina holistica que he estudiado desde 1983, ha ido perdiendo sus fundamentos científicos, de ahí a la charlataneria solo fue un salto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias