miércoles 30, noviembre 2022
spot_img

Los enemigos de la República los tenemos adentro

Históricamente es verificable que muchas sociedades han colapsado debido a las acciones de sus propios ciudadanos. Ello aplica para la República Romana que vio como uno de sus principales hijos se atrevió a cruzar el Rubicón y firmó la sentencia de muerte de aquella forma de gobierno en el año 49 a.c.; la Europa de la Restauración muestra la forma en que la incipiente República de Francia terminó cediendo, después del paso de Napoleón Bonaparte, a los intereses conservadores de los que querían su desaparición. ¡Los intereses individuales y de grupo son los que marcan la historia de la humanidad!

Costa Rica no ha sido ajena a este tipo de devenir histórico. A propósito de la celebración de los doscientos años de “independencia”, observamos como al inicio hubo gente que atentó contra el incipiente Estado y más tarde, como no podía ser de otra manera, se opusieron al nacimiento de la República decretada por José María Castro Madriz; los intereses económicos llevaron a fusilar al prócer Juan Rafael Mora Porras después de haber dirigido la Campaña Nacional en 1856, intereses que a lo largo de la historia costarricense han generado los más diversos perjuicios para la República de Costa Rica: ALCOA y MILLICOM, entre otras.

Una de las situaciones más recientes es la acontecida con la empresa Infinito Gold Limitada. No vamos a hacer una relación de hechos porque, se supone, la mayoría conoce que es la empresa que quería explotar el oro en la zona de San Carlos y que debido a la manifestación popular y a las acciones legales que se interpusieron, la explotación de esta empresa extranjera de ese mineral no se materializó; sin embargo, como nunca sacan pelo sin sangre, llevaron el asunto a un laudo arbitral en que demandaron a la República de Costa Rica y, como siempre, aparecen los verdaderos enemigos de la República defendiendo los intereses de estas empresas.

Resulta que en el memorial de réplica que la empresa canadiense presentó contra la República de Costa Rica aparecen declaraciones de “ilustres costarricenses”. Téngase claro que se está hablando de testimonios y no de una defensa letrada en ejercicio de la profesión, es decir, no se trata de que me contrataron como abogado para ejercer la defensa de los intereses de la empresa Infinito Gold Limitada; en palabras sencillas, se trata de testimonios que tienen como principal objetivo ir en contra de la tesis de la parte demandada, a saber: la República de Costa Rica.

Es importante transcribir el ítem número 20 del laudo que se refiere a los “Escritos y Solicitudes Procesales de las Partes” para que cada lector se haga su propio juicio. El citado ítem indica lo siguiente: “El 5 de febrero de 2019, la Demandante presentó su Memorial de Réplica sobre el Fondo (“Réplica”), acompañado de los anexos documentales C-0032 (modificado), C-0162 (modificado), C-0213 (modificado), C-0233 (modificado), C-0452 a C-08625; las autoridades legales CLA-0249 a CLA-0268; once (11) declaraciones testimoniales, concretamente, de: (i) el Sr. Esteban Agüero Guier, (ii) el Sr. Rolando Barrientos Saborío, (iii) el Sr. Rodrigo Blanco Solís, (iv) el Sr. Vern Hall, (v) el Sr. Juan Carlos Hernández Jiménez, (vi) el Sr. Scott LaPrairie, (vii) el Sr. Manfred Peschke, (viii) el Sr. Erich Rauguth, (ix) el Sr. Warner Rojas Quirós, (x) el Sr. Franz Ulloa, (xi) el Sr. Carlos Alberto Vega Rojas; y once (11) informes periciales, concretamente, de: (i) la Sra. Irene Araya Ortiz, (ii) la Sra. Ana Virginia Calzada Miranda, (iii) el Sr. Michael Colborne (tres informes), (iv) el Sr. Chris Milburn, el Sr. Howard Rosen y el Sr. Edward Tobis de FTI Consulting Inc., (v) el Sr. Rubén Hernández Valle, (vi) el Sr. Erasmo Rojas Madrigal, (vii) el Sr. Graham G. Clow y la Sra. Brenna J.Y. Scholey de Roscoe Postle Associates, y (viii) el Sr. Diego Salto de Consortium Legal (dos informes).”

Lo que causa grima es que muchos de los nombres que ahí aparecen han ocupado puestos públicos y privados relevantes. En su momento se han presentado como los defensores de la patria, personas que se supone competentes en su campo, en fin como gente con una reputación a prueba de cualquier cuestionamiento; sin embargo, al aparecer brindando su testimonio a favor de Infinito Gold Limitada, por decir lo menos, su conducta deja mucho que desear desde una perspectiva patriótica y moral, aunque ya todos sabemos que lo legal no necesariamente coincide con la moral y menos con una actitud patriótica.

La idea de este texto no es desgarrarse las vestiduras. Vivimos una época de decadencia en todos los campos, estamos llenos de ídolos de barro que siguen gravitando en un país que se deslumbra con personajes cuya estatura intelectual y ética no podrían resistir la crítica de otros tiempos en que era necesario ser y no aparentar ser.

Una de las señales más evidentes de la decadencia de las sociedades es el descaro de sus ciudadanos. Se pierde la vergüenza, las personas comienzan a creerse intocables y que están por encima de las leyes, los jueces y el pueblo en general. Eso es lo que ha venido pasando en Costa Rica y eso es lo que debemos erradicar, empezando por dejar de idolatrar a los ídolos de barro que constantemente nos venden.

Los peores enemigos son los que parecen amigos. Los peores enemigos de la República son aquellos ciudadanos que, muchas veces, parecen sus hijos más destacados. ¡Esos son los peores!

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

9 COMENTARIOS

  1. A esto grupo de costarricenses indignos y en particular a una ex Presidenta de la Sala Constitucional, que se pensionó ya sabemos con qué clase de pensión, a un Ex Presidente del Colegio de Abogados así como a Ruben Hernandez, deberíamos poder pedir que les retiren la nacionalidad costarricense. Si hay una petición en línea, yo firmo.

  2. Quienes seran los enemigos ? Los que se oponen a desarrollar nuestros minerales preciosos que la naturaleza nos brindo o aquellos que pretenden desarrollarlos para el bienestar de todos ?
    Me recuerda la fabula de la familia que recibe un millon de dolares de herencia del tio rico,pero lo mantienen en el banco sin darles utilidad,teniendo goteras en la casa,brindando educacion mediocre a sus hijos y una vida limitada,pues ese dinero puede corromperlos y alejarlos de su moral y principios.
    La estupidez es infinita !

    • Según usted Infinito iba a sacar el oro y regalarlo al Estado?.
      No sea ingenuo (o mentiroso manipulador,al final de cuentas da lo mismo), lo único que deja la minería es empleo de pésima calidad, y devastación ecología, no existe la minería amigable con el ambiente, eso es una falacia.

  3. Es indignación pura lo que provoca la lista de los nombres de costarricenses que se mencionan en el item 20 de esta sentencia. UNA VERGUENZA !!! El señor Franz Ulloa fue el gerente de la mina de Bellavista, la mina que no debia colapsar y que colapsó en Miramar de Puntarenas. Que les quiten de inmediato como se ha sugerido la nacionalidad a este grupo de VENDEPATRIAS y le pidan una a Canadá o que les compre una INIFINITO…

    • si, estoy de acuerdo con Alex, y faltó solamente concluir con un » y que se los trage la tierra y que se pudran todos !»…

  4. Repito: Muy tarde replico este artículo y el de Mirom, por situaciones especiales, hasta ahora reparé en esos párrafos, que junto a las ventiladas opiniones estoy 1000 % con Oscar Morales, Rafael Calvo, Sergio Pérez, Alex, Alejandra Molina y Quirós, cuando esos traidores a la patria, si tuviésemos un incorruptible, recto y valiente Legislativo podría originar un aleccionador pronunciamiento y precedente de rechazo ante dichos rotulados costarricenses, en cuenta al santo mayor Oscar Arias S., por ser el real vil instigador. Quitarles por ley especial la nacionalidad costarricense y declarar non gratos a esos oportunistas extranjeros es necesario. Y por donde más les dolería: eliminar por ley sus millonarias pensiones por ser perjuros y claros enemigos a los intereses de Costa Rica. En carne propia deben ser vilipendiados por quienes queremos tiquicia. Pero ojo al Cristo y mano a la cartuchera, por cuanto Canadá no obtendría lo buscado pero, ese preciado oro podría ser recogido y fiscalizado en la banca estatal y privada, no para el “otro” interesado, los EEUU, sino directo a las arcas de Costa Rica. En fin, todo lo escrito lo hago bajo mi entera responsabilidad y exonero al país.cr, el cual agradezco, porque muchos como Cristo, han muerto por la verdad y leales a sus valores patrios. Toma nota educadores, que unas cuantas de esas palabras a sus estudiantes a ello, les crearía otra feliz perspectiva de un nacional con principios y moralidad, creyendo de nuevo, en Costa Rica. Ya veremos. Soñar nada cuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias