sábado 24, septiembre 2022
spot_img

La inconstitucionalidad del proyecto de Ley de Empleo Público es engañosa

Columna Poliédrica

En febrero de este año publicamos en esta Columna un texto con el título “El proyecto de Ley Marco de Empleo Público es inconstitucional”. De lo dicho en aquella ocasión quisiera destacar dos párrafos:

“Con el proyecto de Ley de Empleo Público se pretende, prácticamente, desconocer todo el régimen de autonomías que la Asamblea Constituyente de 1949 creó para descentralizar el poder político y proteger ciertas actividades fundamentales. Recordemos que antes de la Segunda República, el Ejecutivo concentraba el poder político y, entre otras potestades, nombraba a dedo a los funcionarios públicos y tenía bajo su competencia los procesos electorales. Esa concentración de poder decantó, entre otros factores, los hechos de 1948 y que los constituyentes de 1949 establecieran un régimen de autonomías para evitar las arbitrariedades de la concentración del poder en manos del Ejecutivo.”

“Vamos a decirlo sin pelos en la lengua: el proyecto de Ley Marco de Empleo Público es inconstitucional porque, por medio de una ley ordinaria, se pretende cambiar el régimen de autonomías e incluso la división de poderes establecida en la Constitución Política vigente. Ese proyecto de ley modifica el equilibrio de poder del régimen político costarricense y le otorga más poder al Ejecutivo en detrimento de los otros poderes, instituciones y municipalidades que forman parte del Estado.”

En ese proceso, también escribí dos cartas abiertas a un señor que ha prostituido el Derecho de la Constitución como a él le gusta decir. En la primera carta dejé claro esta ideas central:

“En síntesis, la prostitución del Derecho Público costarricense y en concreto de la interpretación que se hace de la Constitución Política es manifiesta y evidente. Esto no es nuevo y viene dándose desde hace mucho tiempo, la ideología jurídica constitucional ha triunfado en la mente de los que no ven más allá de la norma. Por eso no es casual que se afirme que el jurista Eduardo Ortiz Ortiz, desde el siglo pasado, ya hablaba de la prostituta del Derecho Público en Costa Rica.”

En la segunda carta  se le dice a Juan para que escuche Pedro lo siguiente:

“La apelación a términos imprecisos y vagos es propio de personas que abogan por un poder político arbitrario. La historia de la humanidad está llena de ejemplos de “sacerdotes” que se creen ungidos para interpretar lo que la divinidad o, en este caso, lo que el texto constitucional dice; en otras palabras, sus representados le han hecho creer que usted es el papa constitucional costarricense y lo peor es que esa idea ha caído en un terreno fértil, no solo porque su persona lo ha creído sino porque hay personas del foro jurídico y otras que no lo son, que han sucumbido (ahí sí) a esa leyenda urbana.”

Este aspecto es un tema central en lo resuelto por la jurisdicción constitucional en relación con el proyecto de Ley de Empleo Público. El Por tanto que fue dado a conocer el último día del mes de julio de este año 2021, los jueces constitucionales parece que dejan claro las inconstitucionalidades del proyecto; sin embargo, como dicen, en los detalles está el diablo y en este caso, la idea de que existen principios que se deben considerar en relación con eso que llaman “Salario Global”, ahí es donde está la trampa.

La apelación a los principios y a las normas generales es lo que abre la puerta a la subjetividad interpretativa. Ahora resulta que el proyecto de ley no es inconstitucional porque los principios para normar el salario del funcionariado público deberá tener en consideración las normas imprecisas que establece el citado proyecto; en otras palabras, se pretende someter a las instituciones del Estado con base a una especie de “Ley Natural” que, finalmente, corresponderá a los mismos jueces constitucional determinar su constitucionalidad.

Vamos a explicarlo de manera sencilla. Se decretó la inconstitucionalidad de las normas que pretendían que el Ministerio de Planificación se convirtiera en una especie de súper Ministerio que estaría dando órdenes al Poder Judicial, al Tribunal Supremo de Elecciones, las Universidades Públicas, las instituciones públicas con una autonomía de segundo nivel como la Caja Costarricense del Seguro Social y la autonomía de las Municipalidades; sin embargo, a pesar de esta circunstancia, se pretende que estas instancias se sometan a los principios o normas generales de la dichosa “Ley de Empleo Público”, es decir, las diferentes instancias deberán atenerse a las directrices que en forma de principios defina el Poder Legislativo o de manera indirecta el Poder Ejecutivo.

La interpretación constitucional como una falacia de autoridad que permea todo el Derecho costarricense se reproduce en este Por Tanto en relación con las consultas de constitucionalidad del proyecto de Ley de Empleo Público. Los que abogan por espacios de mayor arbitrariedad interpretativa están muy contentos, consideran que el objetivo primordial de someter a las instituciones a los principios del “Salario Global” se consiguió; así las cosas, los que consideran que las inconstitucionalidades indicadas son un triunfo para los funcionarios públicos, atención, deben estar muy atentos porque la procesión y el santo pueden estar transitando por otro camino.

Habrá que esperar los considerandos de la consulta de constitucionalidad. No obstante, no debería extrañarnos que en la batalla por las interpretaciones, las instancias interesadas en arrinconar al funcionariado público, aboguen por el cielo de los principios; en efecto, es allí donde son fuertes, porque han logrado dominar el control ideológico de la población y la ideología jurídica de los jueces.

El diablo está en los detalles y más sabe el diablo por viejo que por diablo.

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

11 COMENTARIOS

  1. Los vendepatrias de siempre (Horinzonte Positivo, academia LEAD, Grupo Nacion, Grupo SAMA, UCCAEP, CADEXCO, Camara de Industrias) que apoyaron el proyexto de empleo publico con las actuales autoridades de Gobierno, cuando nos vamos a deshacer de ellos? Ya cansan con sus ataques constantes contra el Estado Social de Derecho del que tanto se benefician, y que nos hace tan diferentes a todos los demas paises de la region. Por dicha en la Sala Cuarta pararon en seco esta nueva afrenta dirigida desde el sector empresarial en contra de nuestra historia y de nuestras instituciones.

    • no don Jorge, en la Sala Cuarta estan tambien los magistrados vendepatrias que proceden segun instrucciones que reciben de los empresarios vendepatrias que usted menciona. Luis Fernando Salazar es uno, Nancy Hernandez es otra, Fernando Castillo su Presidente es otro. Estos tres responden directamente al gremio empresarial y a su exigencias. Una verguenza de magistrados y una verguenza mas grande de magistrada que ahora quiere ingresar a la corte interamericana.

      • en realidad Luis Fernando Salazar es un caso aparte. Aparecio de la nada sin que nadie supiera de su nombre en el 2013 electo por la Asamblea Legislativa. Nunca nadie tuvo la decencia de explicarnos como una persona que no participa nominalmente en una terna de candidatos a magistrado, termina ganando sopresivamente el concurso.

  2. Desde la perspectiva del realismo jurídico jurídico, la observación del señor Mirom es absolutamente pertinente. A mayor imprecisión del lenguaje hay una mayor arbitrariedad interpretativa, es decir, entre más se sube en la pirámide normativa, más concetos indeterminados y ambiguos encontramos (normasgenerales, principios, valores), es ahí donde los interpretes aparecen y es ahí donde la arbitrariedad motivada ideologicamente termina siendo determinante.

  3. Es la primera vez que leo a este señor, pero es el único que está viendo claramente la jugada que están haciendo. De hecho, el abogado de los grupos de derecha eso es lo que ha dicho y por eso están que brincan de contentos. Hay gente que no sabe leer entre líneas y este señor Mirom lo ha captado de manera genial y lo ha puesto por escrito. El que quiera ver que vea y lea y lis que no, pues que se preparen.

  4. Marcelo Prieto ha sido toda la vida una de las «vacas sagradas» que esta ley pretendía poner a raya, el meter al Mideplan así de atravesado constitucionalmente fue al propio, para traerse abajo esa ley y patearla otros 4 años, para que no dijeran que fue culpa de él.

  5. PUES CREO QUE CAMBIAR LO PERTINENTE ES NECESARIO.. La cohesión fortalece al conjunto, la disgregación lo debilita. Lo que no puede ser es que en aras de la descentralización cada organismo u empresa pública se erija en su propia república. Ya dijo la OCDE que eramos el País con las mayores desigualdades del mundo civilizado. Algo y para bien habrá que cambiar porque sino está claro que vamos al río. En el equilibrio está el acierto, lo siento por quienes se autoinstalaron en las cúspides a costa de dejar al resto en las orillas. Pero el País o se reajusta o corre el riesgo de despeñarse. La cohesión fortalece al conjunto, como la disgregación lo debilita, en ese equilibrio, por Lógica estaría el acierto. Descentralización ‘si’ pero equilibrada y cohesionada con el conjunto.

  6. No se sabe y resulta inexplicable porque les cuesta tanto modificar la Constitución para poder mejorar (sin esas absurdas trabas) el funcionamiento del conjunto del País. ¿Serán los privilegiados que temen por su posición? Ahh pero en su día si que la supieron conformar arrimando el ascua a su sardina.. JAJAJAJAJA

    • Señor Cruz, la lacra son los empresarios corruptos del sector privado. La mayoría de empleados públicos realizamos nuestro trabajo de manera honesta y así ha quedado demostrado en esta coyuntura que nos ha tocado vivir. Lo lamentable es que haya trabajadores que están en el sector privado que se plieguen a las prácticas y al discurso de esos empresarios que, un día sí y otro también, les escamotean sus derechos laborales y aún así les agradecen plegándose a ese discurso y atacando a los trabajadores públicos que históricamente han defendido esos derechos, incluso, para que se cumplan también en el dector privado.

  7. Resolución falaz y engañosa en sumo grado, felicito al autor del texto por anticipar lo que ya se ha hecho evidente con las declaraciones de Fernando Castillo, el presidente de la Sala IV, aparecidas en la primera página del diario La nación(la de San José de Costa Rica, no la de Buenos Aires) del día miércoles 4 de agosto de 2021. Valgan de nuevo mis elogios a Andi Mirom.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias