miércoles 25, mayo 2022
spot_img

Elecciones: La verdad efectiva de la cosa

Columba Libertarios y Liberticidas (21)

Tercera época.

El principal protagonista de estas elecciones generales en Costa Rica, realizadas el pasado domingo 6 de febrero recién pasado, ha sido el abstencionismo que alcanzó el 40% de las personas habilitadas para emitir su voto, habiendo llegado a ser la mitad de los presuntos electores en las tres provincias costeras. Un gran sector de la población se muestra asqueado, desconfiado y no acepta más la “leyenda dorada” de la fiesta electoral, tanto como del inexistente ejercicio democrático con reglas claras y parejas que no aparece por ninguna parte, aunque algunos alucinados juran estarlo viendo in situ. El abandono en que los políticos y los burócratas del poder central tienen a los habitantes de las costas del Pacífico y del Caribe es de tal magnitud, que los afectados no han encontrado otra manera de manifestarse que no sea la del acto decente y racional de no votar, al menos ellos no pueden negar lo que están viviendo y sufriendo en la cotidianidad de sus precarias existencias.

Los problemas de legitimidad que se derivan de este hecho son de una inmensa magnitud, a pesar de la manipulación descarada de los medios de comunicación social para hacernos creer que vivimos en el mejor de los mundos posibles. Lo importante, por lo tanto, no son las cifras de quienes votaron manipulados por los medios de comunicación social, la propaganda (mala palabra en la lengua inglesa), el juego de la estafa ejecutada ante los ojos de todos por un puñado de banqueros que financian las encuestas y luego a partir de los “resultados” de ellas deciden a quienes financian y a quienes no, mediante la compra de bonos de la llamada deuda política. Esos astutos banqueros que están haciendo clavos de oro, cada vez que hay una convocatoria electoral, son los árbitros e incluso los amos de la llamada “democracia costarricense” ¿de qué o de cuál legitimidad de los poderes públicos estamos hablando entonces? Es preciso que alguna vez, por lo menos, abramos los ojos y miremos de frente a la realidad, a lo que en efecto está ocurriendo y no sigamos hablando sólo de lo que nos han hecho imaginar y repetimos como loros.

Por otra parte, hay una serie de actores políticos del llamado universo “progre”, incluida la llamada izquierda light, esa que ni aun siéndolo, deja de asustar a la ultraderecha totalitaria y mentirosa, la que ni por ese hecho comprobado deja de asustarnos también, un día sí y otro no, con los viejos fantasmas del “comunismo” y el “populismo”, que sin embargo omiten el debate sobre los problemas de fondo que nos afectan a todos, haciendo un gran ruido sobre ciertos escándalos, relativos a la vida privada de algunos candidatos presidenciales, dentro del mejor estilo del puritanismo anglosajón, pero en medio de la católica y pecadora Costa Rica: es así como logran hacer pasar a un segundo plano la gravedad de la profunda contrarreforma neoliberal, ejecutada por los dos gobiernos del PAC, con la activa complicidad y apoyo parlamentario del PLN, el PUSC, los pseudocristianos del RN y la NR de Fabricio Alvarado, así como el sistemático saqueo de los fondos públicos con las trochas, las cochinillas e innumerables affaires delictivos, la descarada evasión y la elusión fiscales ejecutada y promovida por el capital financiero con el decisivo concurso de los grandes medios de comunicación social(La Nación, canal 7 y similares), lo que ha derivado en la consiguiente especulación con los intereses de los bonos de la deuda interna emitidos por los sucesivos gobiernos para cubrir el faltante provocado por estos grandes saqueadores, la quiebra del IVM y los otros fondos de pensiones provocada por los malos administradores de la CCSS que buscan su privatización, la implacable regla fiscal que amarra al sector público y desfinancia los programas sociales destinados a las poblaciones más vulnerables, la criminalización de la protesta social, promovida por la fracción liberacionista, con Carlos Ricardo Benavides a la cabeza y aprobada por el resto de la coalición que nos ha venido desgobernando desde abril de 2018, la ansiada liquidación(ojalá a precio de remate) de las instituciones públicas más importantes, promovida abiertamente por la ultraderecha de Elías Feinzag, disfrazada de liberal progresista, pero en realidad ultraconservadora, y para rematar el pastel la ley de empleo público, ya avalada por la Sala Cuarta, con la que se le pone fin a la Costa Rica del pacto social de 1949, con su estado social de derecho y sus garantías sociales, hoy vilipendiadas a título de “privilegios”. Se acabó la Segunda República, ahora empieza el despliegue total de la dictadura neoliberal en democracia, tan cara a los hermanos Arias Sánchez.

En 2018 como ahora se lanzaron cortinas de humo, a partir de ciertas agendas light, fue así como muchos se olvidaron las luchas de la clase trabajadora, al menos ahora el nefasto PAC por fin fue castigado por el electorado y mandado al   basurero de la historia, en medio de los hipócritas lamentos de su fundador. Sus cómplices continúan allí, vivitos y coleando como las olominas, y no hay duda de que están en las filas de los dos candidatos presidenciales que se enfrentarán en el ballotage del domingo 3 de abril entrante.¿cuál será la agenda durante los próximos cuatro años del Frente Amplio y sus seis diputados electos, un sector político que dice haberse corrido hacia el centro, al parecer para captar los restos “progres” del PAC? ¿Es qué acaso se terminó la lucha de clases en Costa Rica? Sólo la lucha callejera nos lo dirá, aunque la clase dominante dice en sordina que son ellos los que van ganando.

(*) Rogelio Cedeño Castro, sociólogo y escritor costarricense.

Más noticias

11 COMENTARIOS

  1. De Mario Piedra Montalbán:“A toda esa gente que se rasga las vestiduras por el abstencionismo en las zonas Costeras.
    50% de abstencionismo en las zonas costeras no es nada, las zonas costeras están absolutamente abandonadas, no hay un solo servicio de gobierno que se pueda rescatar. Nosara que se podría considerar un pueblo rico entre los pobres, sin embargo vive en la miseria y el abandono, el irrespeto de las autoridades gubernamentales por un pueblo que mueve la economía del Cantón de Nicoya, dándole más del 70% de sus ingresos por construcción, es desesperante, ahora multipliquen eso por 100 en el resto de la costa.
    Ayer fui a votar a la Escuela más importante de Nosara, “la escuela principal”, el rancho de lata donde juegan los chiquitos alcanza una temperatura de 40 grados, y es de todos conocido que su nivel académico no logra ni los estándares mínimos. Los 10kms de asfalto que logramos a puro huevo y denuncia de mala administración, quedó botado, se robaron millones de colones y nos dejaron sin puentes. Tenemos un año que el AyA nos bloqueó el desarrollo inmobiliario, dejando en vilo al menos al 50% de la población que vive de la construcción y ¿Saben que me respondieron del Ministerio de Economía ante la denuncia que hice sobre la situación? Que eso no les toca a ellos, si la economía de nuestra comunidad no le toca al Ministerio de Economía, entonces, a quién le toca?
    Los una y otra vez elegidos diputados por Guanacaste (los mismos de siempre), se toman su paseo a la Asamblea Legislativa como una oportunidad para salir de este desastre y ni volvernos a ver, en 4 años no vimos ni una sola acción para mejorar las condiciones de nuestras comunidades. El Ebais mejor ni les explico, una sola doctora atendiendo a una población enorme, sin laboratorio, ni citas, ni nada, aquí la CCSS sólo llega a cobrar.
    Ayer, por estos caminos de polvo, donde no existe UN METRO de acera, muchas señoras y señores guanacastecos fueron a votar caminando, tragando polvo, tragando duro para darle el voto a quien los ha tenido siempre en la miseria.
    El abstencionismo de las zonas costeras es el reflejo de un país que vive realidades muy distintas, extremas. De una población que gobierna, come, y disfruta, en contraste con un pueblo costero totalmente abandonado.
    A esa gente que se atreve a hablar mal de los pobladores costeros que no fueron a votar, les digo, ustedes están ciegos.”

    • Es deprimente que la primera persona en contestar a un articulo….sea la misma persona que escribió el articulo. Tiene tantas ganas de verse referido en una pagina que no solo escribe sino que ademas se comenta a si mismo?. Ciertamente triste.

    • La corrupcion nos ahoga, D. Mario. En playas del coco es la nata de la corrupcion, de 90 y tantas pajas de agua pagadas entre el 2016/2017 solo a 25 dieron agua creo que fue en el 2017). Y les cuento las pajas de agua no costaron un boton, fueron millones de colones los pagados., los desarrolladores se pasaron por el trasero al AyA cuando construyeron en el 2006.
      La otra torta de la municipalidad permitio construcciones de condominios sin permisos de construccion en el 2006/2007 . Que hasta la fecha, algunos por no decir todos los condominios que se construyeron en esas fechas antes mencionadas, estan sin permiso municipal de construccion. Y el chiquito grande de la municarrillo en vias para ir al congreso.
      El Minae permitir pozos ilegales que funcionen desde el 2006 hasta el presente es sinomimo de corrupcion, etc, etc,etc. Para no cansarlos con el cuento desde el 2014 estamos en papeleos en la Municarrillo para legalizar un proyecto de condominios que fue construido en el 2006 y hasta la fecha no hemos podido. Hay que hacer algo por el mejoramiento del pais , pronto, no podemos seguir asi.

  2. No dije que sea de su autoria, eso es claro desde el inicio del texto donde dice cual es la fuente. Me refiero a que publica un articulo de opinion, y luego, en el el espacio para los comentarios acerca del articulo, el primero en comentar es Ud. Mismo….con un texto sacado de otro lado. Es que acaso no le basta el espacio del articulo principal?

    • Yo no comento, sino que don Mario Piedra Montalván es quien me mandó ese extenso texto haciendo ver el malestar de la gente de las regiones costeras con el abandono de los gobiernos de turno. Me pareció oportuno compartirlo con los lectores como una nota al margen.

  3. La gran mayoría de gente no se informa adecuadamente sobre los candidatos y sus propuestas, se quedan con lo que les dice Ignacio Santos, y para rematar, muchísimas personas carecen de la mentalidad crítica y conocimientos en cuanto al funcionamiento del Estado necesarios para analizar las propuestas de forma objetiva, así que al ejercer su voto no son conscientes de lo que «están firmando», por eso siguen estorbando en la papeleta gente como Figueres, Villalta, Lineth, Fraudicio, etc.

  4. Por favor no me molesten a mi amigo Rogelio Cedeño C. quien me ha inspirado a ser comentarista en este medio.Es un gran equivocado,no se si stalinista o trotskista pero un personaje en esta fauna.
    Con el aprendi lo que era un troll y tantas otras cosas.

    • Reír para no llorar en medio de la catástrofe que vive nuestro país, en especial para las poblaciones fronterizas y costeras siempre en el abandono, esa es otra Costa Rica, una que ahora protestó no votando, ¿Estalinista o trotskista? no me considero marxista pero sí un buen lector de su obra, por lo tanto ni lo uno ni lo otro, ese no pasa de ser un dilema anacrónico, una disputa del siglo anterior alrededor del viejo socialismo que naufragó. Estamos en el siglo XXI y los desafíos son otros. Esta fauna que somos los seres humanos nos conduce a la destrucción anticipada del planeta y de la vida sobre la tierra, eso sí me preocupa.

  5. Rogelio: hace 4 años publiqué lo siguiente y fui ignorado:

    “No se quien estará alistando ya un réquiem para la Segunda República y bueno es que se dé prisa. Lo que formalmente se instituyó con la Constitución Política de 1949, presagiado con el portento de las conquistas de la clase obrera a principios de la década de los 40 , que fue nuestro Estado Social de Derecho, ya no existe como proyecto nacional histórico, es decir, como columna vertebral de un norte acordaron las fuerzas sociales emergentes de manera tácita o implícita. Con el ascenso del neoliberalismo en 1982 hasta la fecha, la tónica de la gobernanza se ha caracterizado por el desmantelamiento de las conquistas sociales y de la posibilidad que tuvieron capas de nuestro pueblo para ascender en las jerarquías de nuestro entramado social. Conviene abrir los ojos, porque lo apuntado ya no existe sino como un mero reflejo de un pasado político que es imposible replicar. Lo que queda en pie de la última República son las débiles sombras de su mejor época, de ninguna manera idílicas. Atónito, estupefacto, veo el descreimiento de los señores candidatos presidenciales en no querer caminar junto al cortejo fúnebre y creo que dicha ceguera le va a salir muy cara al país.

    Si triunfar es para gobernar me temo que las actuales elecciones no son las correctas. Quien gane las presidenciales, en las condiciones de hoy, no va a gobernar ni queriendo ni con la mayor honestidad imaginable. Es imposible gobernar de manera seria y responsable cuando lo que se tiene a la par es un cadáver, llámese Segunda República, maquillado en exceso. El desgobierno se anuncia con letras mayores a lo ancho del horizonte. Enfrentará con mucha debilidad la crisis del país y tendrá una inhóspita Asamblea Legislativa. Quien ocupe Zapote naufragará irremediablemente. No hay que ser brujo para no darse cuenta del estado de gravedad y conflictividad de la nación, anunciado por los ciudadanos con su justa y fenomenal apatía política. Si no entendemos el verdadero significado de la muerte de la Segunda República, lo demás, lo que venga, será una amarga decepción.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias