domingo 29, enero 2023
spot_img

Entre la mentira patológica y la posverdad

Columna libertarios y liberticidas (24)

Las posibilidades de establecer, con algún grado de certidumbre, los límites entre lo real y lo irreal se tornan cada día más difíciles en un medio social y político, como el prevaleciente en la Costa Rica del cambio de siglo y en los de la gran mayoría de los países de la región, donde la mentira patológica y la “posverdad” en su despliegue han sido “naturalizadas”: o dicho de otra manera, son asumidas y aceptadas como si fueran algo normal. ¿será por eso que en días pasados intentábamos reflexionar sobre lo que puede ser calificado como el despliegue de una escena surrealista? Esto ha llegado al punto en el que la mentira o la ficción terminan siendo asumidas como el sustituto de la realidad, o de al menos de un intento de acercarnos a ella, como una especie de nebulosa que no deja de plantearnos serios problemas cognitivos y nos hace dudar de nuestra propia cordura. ¿será cierto lo que estamos viendo y escuchando en los llamados medios de comunicación social? ¿será acaso que todo lo que hemos venido percibiendo dentro de un período histórico reciente no pasa de ser una quimera? ¿Entonces será que los villanos de la película eran más bien los grandes benefactores del pueblo?.

La sociopatía, intensa y manifiesta en algunos sectores y actores de vida social, política e incluso cultural se ha tornado en algo tan manifiesto y audaz, que ha terminado trastrocando no sólo el lenguaje sino el sentido que asumen los actos de quienes los protagonizan, tanto como para aquellos que los perciben, incluso con una lente distorsionada, pero sin saberlo.

La manipulación totalitaria mediática, como un asunto cotidiano, ha terminado por ser aceptada como la cosa más normal del mundo o, a lo sumo como una travesura incluso simpática de quienes la ejecutan, un día sí y otro no. La presencia de estos elementos en la reciente campaña electoral previa a las votaciones de la segunda vuelta o ballotage electoral, del pasado domingo 3 de abril, especialmente en el orden de lo mediático, se acepta por casi todos los actores del proceso como algo que no reviste ninguna gravedad. Creemos que se impone al menos aceptar en principio aquello del doble lenguaje orwelliano de la novela que nos sitúa en la ficción de un cierto universo totalitario, cuyo escenario sería o fue en términos ficticios el Londres de 1984, no por casualidad el de la perversa Margaret Thatcher, lo que implicaría el aceptar no sólo que “la mentira es la verdad”, “la ignorancia es la fuerza” y “la guerra es la paz” tan propias del texto de esa novela, sino también otros posibles enunciados como “el neoliberalismo es la socialdemocracia”, “la izquierda es la derecha”, “la destrucción sistemática es la defensa del estado social de derecho” y así sucesivamente. Los minutos del odio se concentraron en la satanización mediática del “acosador” Chaves como si los otros, adversarios e incluso cercanos a él, no nos hubieran acosado con sus mentiras y su demagogia descarada, durante semanas y meses, llevándonos de manera casi imperceptible hacia el punto más alto del delirio.

Fue así como, de repente, un día después de los comicios, resultó que los verdugos mediáticos del odiado y presunto acosador per se resultaron ser sus amigos o al menos interlocutores, al parecer como el fruto de un resultado electoral que no esperaban, su capacidad para el fingimiento nos dejó perplejos, teniendo en cuenta la manera y la intensidad con lo atacaron, sin dejarle ninguna posibilidad de defenderse al menos.

Lo más sorprendente, sin embargo, es que resultó que el estado social de derecho empezó a estar amenazado por el presidente electo, y no por los progres que gobernaron en coalición durante ocho años (PUSC PAC PLN y pseudocristianos) con una agenda light en el plano de la vida cotidiana y de los derechos de algunas minorías, pero con un garrote en la mano para limitar los derechos económicos, sociales y políticos de la gran mayoría de la población, con la aprobación de una reforma tributaria regresiva, una legislación especial destinada a criminalizar la protesta social y una Ley de Empleo Público que rompe el tan cacareado orden legal y constitucional de la república, además de su complicidad manifiesta con los grandes evasores y especuladores con los intereses de los títulos de la deuda interna.

Dado lo anterior, es que nos encontramos con las manipulaciones cotidianas de la asquerosa e impúdica prensa oligárquica, esa que nos impone por quién debemos votar para que sus sórdidos intereses no salgan afectados, tendiéndonos un cerco totalitario de la peor especie.

Durante las últimas semanas, Figuerillos fue el candidato de La Nación, Teletica, Repretel, Radio Monumental, Radio Columbia y toda la prensa basura, quien si acaso fue mencionado en esos medios, de manera positiva o complaciente, mientras tanto sus editores le tendieron un cerco a su adversario en una asombrosa coincidencia con alguna gente progre, o de la llamada izquierda corronga, con la omisa complicidad del Tribunal Supremo de Elecciones. De momento, podemos decir que la exhibición circense ha terminado.

Es hora de ir pensando, y procurar hacia el futuro la llegada de un día en que tengamos una prensa que al menos sea decente y pluralista de verdad, por desgracia la mayoría de la gente se acostumbró a vivir oliendo la mierda como algo normal y Costa Rica sigue teniendo la prensa más mala, mediocre y cínica del continente.

Durante casi un año, estos diarios, televisoras y emisoras de radio  se dedicaron a satanizar en su primera página (o en un primerísimo plano) a un candidato presidencial que no fue de su agrado y nosotros permanecimos pasivos como si nada estuviera sucediendo, lo peor de todo es que todo eso se vende como la democracia ejemplar para el resto del continente.

Estamos prisioneros en el universo de la mentira, de lo ficticio de una institucionalidad y unas prácticas sociopolíticas que carecen de asidero en la realidad, es así como seguimos engañándonos a nosotros mismos, a la vez que pretendemos engañar a los demás. ¿Será posible que alguna vez la verdad nos haga libres y dejemos de vivir en esta escena surrealista tan peligrosa como estéril?.

(*) Rogelio Cedeño Castro, sociólogo y escritor costarricense.

Más noticias

7 COMENTARIOS

  1. Bajense de esa nube «intelectual» !! Pongase a la par de los de a pie que dicen defender.preocupense del costo de la vida,las razones del porque el pais se endeuda tanto,la razon de la electricidad cara,etc etc.
    Muy elevados, aterricen !!!

    • Usted se va por la tangente o nos pretende dorar la perdiz como dicen los españoles…la procesión va por otra calle, todos los sabemos muy bien.

  2. Excelente artículo. No crea don Rogelio mucha gente ya no se compra esa mentira propagada por los «grandes » medios. En este tema particular de nuestra campaña presidencial, y probablemente muestra de ello es que Rodrigo Chavez ganó de todas formas. También lo veo en la coyuntura de la guerra en Ucrania, que a pesar de la inmensa cantidad de medios occidentales que propagan mentiras descaradas, hay un grupo grande de personas que no se comen esos cuentos que tergiversan la realidad y matan la verdad en todo caso.
    Cuando no se permite tener acceso a diferentes medios y se impone esa dictadura de manipulación y mentira, estamos creando un mundo perverso que es manejado por el que pueda mentir más y tenga acceso a esos grandes medios.

  3. El que tengamos una prensa decadente que es una verdadera letrina no es un asunto de esta campaña electoral, esa ha sido una constante en sus actuaciones desde hace muchos años, sus perversas acciones nos degradan cada día como pueblo y como nación, dañando el tejido democrático. Lo peor de todo es, sin embargo y sin que a nadie le interese, la instalación de la reiterada mentira patológica como algo que va mucho allá de la, al parecer inalcanzable, verdad. En esta materia, insisto una vez más, Costa Rica es uno de los peores países del continente, Panamá tiene una oferta periodística más pluralista y de mucho mejor calidad, y así sucesivamente en otras naciones vecinas. Conviene recordar lo que dijo el célebre periodista y editor estadounidense Joseph Pulitzer hace ya más de un siglo: “ Con el tiempo, una prensa mercenaria, demagógica, corrupta y cínica, crea un público vil como ella misma”

    • Con lo facil que es hoy dia instalar un periodico o medio,o comprar uno de los que tanto existen,por que no lo hacen ? Por la simple razon que no tendrian muchos lectores y no seria rentable. Medios hoy dia pululan.
      Lo dificil es complacer al publico ,darle lo que quiere, o conseguirse un mesias que este dispuesto a perder plata para dar SU mensaje, como Baruchco Crhoy.

  4. Estado Social de Derecho = Pensiones de lujo, salarios desproporcionados, convenciones colectivas, etc.
    Cada vez que veo a alguien idolatrar el mal llamado estado social de derecho, se que es alguno de los que vive de esos privilegios abusivos, y es lo único que se le ocurre decir para defenderlos.

    • Su insistencia en hacer afirmaciones carentes de fundamento es una demostración de que lo que he planteado como tema de fondo de mi artículo sigue siendo válido. En este caso no sólo aparece la mentira de los medios sino la suya, ni siquiera se refiere a ese mundo ficticio que raya en la locura colectiva en el que viven gentes como usted, sino que se regodea repitiendo las mismas falsedades de siempre, ni siquiera aporta algo novedoso, Su profesión de fe hacia el totalitarismo fascistoide y su actitud de descarado enemigo de la obra social de don José Figueres Ferrer, Rodrigo Facio Brenes y los otros autores de la Constitución de 1949, con su pacto social que tanto odiaron sus amigos de La Nación de LLorente no deja de ser cuando menos asombrosa. Usted es de los que sueñan en mandar a vivir a la mayoría de los costarricenses a las condiciones sociales y políticas de hace un siglo, sin garantías sociales ni seguridad social, ni tampoco derechos sociales y políticos. Por supuesto, usted calla ante el tema de la evasión fiscal, el robo descarado de los políticos con sus trochas y cochinillas, la especulación financiera de los tenedores de títulos de la deuda interna, el saqueo del IVM y el régimen de enfermedad y maternidad de la CCSS…etc De eso no se le ocurre decir nada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias