IMAGEN

Sobra por donde meterle tijera al gasto fiscal

Fuente: José Luis Vega Carballo  |  2012-04-25

Columna “Pensamiento Crítico”

Hemos señalado en esta columna que el descalabro sufrido por el moribundo Plan Fiscal de la administración Chinchilla, solo debe atribuirse a las acciones propias de sus ineptos impulsores legislativos: el PLN y la facción ottonista del PAC que le hizo el juego. No deben buscarse chivos expiatorios ni excusas más allá de su miopía e incompetencia, y no solo en cuanto a técnica jurídica, sino política.  

I

Más aún, los impulsores del PF se olvidaron de que otra agenda era posible y de mayor conveniencia. Así, el gobierno debió percatarse, tal como le fue advertido por muchos analistas, de que había (y sigue habiendo) grandes márgenes para hacer recortes del gasto superfluo, inútil y desviado, con el que, entre otras anormalidades, se alimenta y realimenta a sus anchas el supra-sistema de la corrupción planificada y  desbocada de gran escala (el SSCP); y respecto del cual curiosamente el PAC puso oídos sordos al aprobar la imposición de nuevos y gravosos tributos para darle recursos frescos a las mafias que lo manejan y se benefician directamente del SSCP, principalmente la clase política, junto a sus cuates y compadres en la clase empresarial y bancaria – lo que hemos llamado “el gobierno de los amigos y testaferros”- en cuyas filas se hallan los eternos salteadores y ladrones del fisco, que otra cosa no son los más grandes y duchos evasores y burladores del fisco. Aquí debemos incluir aquellas empresas llamadas “grandes contribuyentes”, las que pagan bajos y ridículos montos. Veamos algunas piezas de información recientes, que al respecto  revelan el lamentable estado de cosas en nuestro abatido y superado sistema de tributación.

Apunta el diario “La Nación” en dos ocasiones (1 y 28 de marzo de este año) que “un grupo de 16 empresas, que pertenecen a los grandes contribuyentes del impuesto sobre la renta, tienen tres años continuos de no pagar nada de este tributo. En conjunto en estos tres años, estas firmas obtuvieron ingresos por cerca de ¢420.000 millones...” ( http://www.nacion.com/2012-03-01/Economia/16-grandes-empresas-tienen-tres-anos-de-no-pagar-tributo-de-renta--.aspx ). Y, de seguido, refiriéndose a las 500 grandes empresas clasificadas como las mayores contribuyentes, denuncia que “de 445 grandes empresas que pagaron impuesto sobre la renta en el 2011, un total de 333 (75%) tributaron menos de ¢500 millones cada una en todo el año. Además, 85 firmas, casi una quinta parte del total, cancelaron, en todo el año, menos de ¢100.000. Este monto es menor que lo que tributó un asalariado que obtuvo un ingreso mensual de ¢800.000 en el 2011, pues pagó en ese año casi ¢179.000 de impuesto sobre la renta…Otros datos que llaman la atención son que lo pagado en el 2011 por estas grandes empresas apenas fue un 1,75% del total de ingresos recibidos, y que entre el 2010 y el 2011, años en los cuales las cifras son comparables, el aporte de este grupo respecto al total pasó de un 47% a un 44%....” (http://www.nacion.com/2012-03-28/Economia/mayoria-de-grandes-empresas-tributan-menos-de--500-millones.aspx ). 

Por su lado, una investigación de la Contraloría indicó que el impuesto promedio que paga un profesional liberal del país es de sólo ¢35.574,oo al año, que la gran mayoría no tributa del todo y que los pocos que lo hace, quienes no pasan de un exiguo 1,4% de todos ellos, aportó el 66% de lo que pagó todo el sector el año pasado. ¡Aviados estamos con este deporte desfalcador del fisco de  un estrato social que se ha superenriquecido en las últimas décadas y sigue eludiendo y evadiendo muy campante, mondo y lirondo! 

Puede, entonces. llevar mucha razón el Banco Mundial – al que hemos criticado en otros respectos desde esta columna- en cuanto a que deben considerarse otras opciones frente al déficit y deterioro de las finanzas públicas en medio de un estancamiento o recesión económica como la presente, cuando afirma correctamente que “una posibilidad es reducir la evasión fiscal. Incluso luego de algunos avances en la administración fiscal a finales de los años 90, varios estudios estiman que los índices de evasión para el impuesto a las ventas y corporativos son del orden del 40% y el 60%, respectivamente (BM, “Costa Rica: Informe Sobre el Gasto Público. Hacia una mayor eficiencia del gasto”, 2009, p. 31).

II

Como vemos, hay mucho margen para incrementar las tasas tributarias y cobrar mejor los actuales tributos más allá del escuálido 0,5-1% del PIB que, según Fernando Herrero, se recaudaría como máximo haciendo mejoras en los mecanismos de cobro y de ataque a la elusión y evasión fiscales. Otros analistas han señalado que un gran plan antievasión en España sólo pudo recolectar un 0,75% del PIB y así sucesivamente se han mostrado pesimistas y cautos al respecto. Por lo demás, nadie dice que este sea el único camino a seguir.

En efecto, con ayuda de la tijera fiscal se llegaría más fácilmente (politiquería y clientelismo aparte) a eliminar las gollerías fiscales de las corruptas maquinarias electorales, mayormente las del PLN, hasta llegar a la cifra mágica de un 3,5% del PIB. En una poda justiciera del gasto innecesario, y por tanto perfectamente prescindible, se sobrepasaría esa cifra, recomendada como la mínima si realmente se aspira a nivelar las finanzas públicas. La propuesta proviene del economista e investigador Fernando Rodríguez Garro de la UNA (Programa de Estudios Fiscales) y la introdujo en un artículo reciente publicado en el diario “La Nación” ( http://www.nacion.com/2012-01-03/Opinion/-es-posible-un-plan-b-.aspx ). 

Una rebaja del 3,5% en gasto redundante se puede lograr procediendo sin que cunda el pánico entre la clase empresarial, ni se vaya a producir una fuga masiva de capitales o baja de las inversiones foráneas o locales.  ¿Por qué no se hace? ¿Por qué no se corrigen las fallas con cero tolerancia y mano dura, como sí se hace en otros casos de menor cuantía? ¿Por qué no se piensa en cambios radicales en estas materias? La respuesta tiene que ver con el poder y la influencia estructural ejercida, ya no por un grupito de delincuentes que comete fechorías casuales de manera individual, sino por el SSCP: el “Supra Sistema de la Corrupción Planificada” que domina los tres poderes de la República, además de sus subsistemas bancario, tributario, contralor, regulador y fijador de tarifas, el concesionario y el electoral.  Pero aquí acaba esta historia.

III

Tenemos interesantes datos acerca del gasto improcedente y anómalo del cual podemos prescindir. Según un informe de Telenoticias Canal 7 del 12 de abril del presente año, es posible eliminar el gasto dispendioso en asesorías y consultorías en la astronómica suma de ¢407.000 millones (cerca de US800 millones), el doble de lo que en el mejor de los casos terminaría recolectando el sonado y alardeado PF. Además, el telenoticiero denunció que en el gobierno se dilapida la suma de ¢108.000 millones en contrataciones innecesarias de abogados, ingenieros, arquitectos, economistas y médicos externos, en casos cuando las instituciones los tienen ya en su planilla de planta, unos ¢295 millones diarios; en alquileres de dudosa necesidad realizadas mediante contrataciones turbias: ¢68.000 millones de colones, cifra por encima de lo invertido en el programa “Avancemos” que en el 2011 fue de ¢54.000 millones y lo asignado a mejoras de la infraestructura escolar, que solo fue de ¢17.000 millones en 2011; en propaganda y publicidad aparecen ¢48.900 millones, o sea ¢132 millones diarios, un rubro que obtuvo un 27% de aumento para el presupuesto de este año;  en alimentos y bebidas se malgastaron ¢48.000 millones, y en fiestas y agasajos ¢13.000 millones! Muchísimo hacia adonde dirigir la tijera fiscal.

Finalmente, según el mismo telenoticiario es factible también echar mano de superávits colectados fuera del reducido ámbito del Gobierno Central (que es donde prima la brecha ingreso-gasto) como bien lo ha señalado el diputado Fishman desde hace meses con bastante detalle. Se trata de recursos no ejecutados, ociosos y mayormente invertidos de manera improductiva en bonos y otros títulos. Estos superávits e inversiones inútiles llegan a la impresionante suma de 1,5 millón de millones de colones (¢1.500.000.000 o cerca US$2.500 millones  versus el déficit fiscal que asciende a unos ¢1.000.000.000, unos US$2.000 millones) 

IV

Asimismo, los torpes impulsores del PF hicieron caso omiso en gran medida de que era posible y preferible un cierto endeudamiento externo mayor, algo más allá del rango actual de un 44% del producto interno bruto (PIB) y el cual sabemos que ha crecido últimamente a una tasa del 2% anual, pero aún se halla lejos de excederse del límite del 60%, prohibitivo para el FMI; y desecharon la tesis razonable de que una combinación de ambas medidas de recorte del gasto con uso de superávits, por un lado, y por otro de aumento razonable y prudente del endeudamiento interno y externo podía surtir mejores efectos que subir viejos tributos e imponer algunos nuevos en momentos cuando la economía no se ha recuperado del embate de la larga crisis iniciada en el 2008. Esta opción era y sigue siendo lo más aconsejable, antes de proceder precipitadamente a cambiar estructuras y tasas tributarias como respuesta a un déficit que obedece a la pérdida momentánea del dinamismo de la economía; es decir, a un fenómeno ligado a un ciclo coyuntural de la economía, con la consiguiente y lógica disminución temporal de los ingresos fiscales, y que no ameritaba por sí solo un paquetazo tributario. Siempre es mejor esperar tiempos relativamente normales y pausados para emprender cambios de esta importancia en las estructuras del sistema tributario a mediano y largo plazo, sin sobre-reaccionar ante la coyuntura. 

Atentaron así una y otra vez contra toda prudencia y toda sensatez; se metieron en camisa de once varas y ahora deben afrontar y pagar las consecuencias, recoger la cosecha de la mala semilla que regaron con grave daño al país, a la democracia y al Estado Social de Derecho contra el cual dirigen sus peores baterías.

Comentarios

  • José Salazar2012-04-25 Don José Luis. Una pregunta con todo respeto. Fernando Berrocal escribió recientemente en La Nación que el país tiene reservas en el orden de los $5.000 millones de dólares y que las exportaciones rondan los $15.000.000.000. Si estos datos son correctos no se justifican la alaraca del gobierno y la empresa privada y el Estado deberían estar pagando mejores salarios. Estoy en lo cierto, o hay alguna distorsión?. Gracias.
  • Luis Paulino2012-04-25 Estimado José Luis: una pregunta ¿cuándo de ese gasto estimado como superfluo -por ejemplo pagos de consultorías- refleja los proceso de terciarización del sector público y, por lo tanto, su desmantelamiento? Porque en tal caso no serían necesariamente tan "superfluos", si bien es posible que hayan excesos en los pagos -así como sabrosas oportunidades de corrupción- en realidad sí estarían atendiendo necesidades, solo que estas deberían ser atendidas por el propio sector público, y no por carísimos consultores externos. Lo ilustraba Garnier al decir: contratar a consultores externos para hacer un programa que debió hacerlo los equipos profesionales del propio sector público. Ampliaba Liberman: contratar ingenieros-consultores para evaluar una carretera en vez de tener "equipos permanentes" de ingenieros en el MOPT (como si no fuera justificado y necesario tener tales equipos en el MOPT, dado el giro propio de sus actividades). La propuesta de los recortes debería ser tratada con más cuidado, ya que simplemente puede ser una salida conveniente a la medida del antiestatismo que vienen propalando los medios comerciales como La Nación y Telenoticias. Bien puede ser una forma de terminar de desmantelar lo poco que va quedando de la institucionalidad pública. Hay cosas que caen por su propio peso: trabajar por controlar la evasión es una de ellas. Bueno es no imaginar que ello pueda dar resultados mágicos, tal y como vos mismo lo mencionás. En ninguna parte del mundo lo ha hecho. Y trabajar en suprimir lo superfluo o el gasto clientelar-corrupto es también importantísimo. Necesario, sin duda. Pero con cuidado: no vaya a ser que creamos superfluo un gasto que tan solo refleja, como te decía, procesos de terciarización del sector público, en cuyo caso no es superfluo, y lo que corresponde es más bien trabajar por la recuperación de esa institucionalidad venida a menos. Por cierto, José Luis, Fernando Rodríguez, profesor de la UNA, a quien citas no hace ninguna propuesta específica excepto decir que hay que reducir el déficit en un 3,5%. No dice cómo o, a lo sumo, dice y concluye "una solución apropiada y seria a nuestra situación fiscal no debe nunca abandonar la reforma de nuestra legislación tributaria y el aumento en los ingresos por impuestos. El plan B parece ser, entonces, volver al plan original". O sea: Rodríguez dice: sí necesitamos más impuestos. Yo estoy de acuerdo con el. Mi invitación a ver este artículo mío: http://sonarconlospiesenlatierra.blogspot.com/2012/04/consultorias-falso-problema.html Y saludos cordiales
  • HUAN2012-04-25 La tijera hay que meterla sin miedo a la evasión fiscal por parte de las personas físicas y jurídicas más ricos y podrosos que operan en el país. Esa evasión la llevan a cabo en paz, libertad, democracia y gobernanza; el sistema está hecha para ellos en todo un manejo corrupto del la recaudación y evasión de los recursos del Estado.
  • Johel Segura Aguero- pequeño empresario2012-04-25 La pequeña y mediana empresa se encuentra en una situacion muy dificil.El contrabando y las exoneraciones las tienen postradas. Hay que redireccionar los impuestos para que paguen realmente los que mas tienen. De todas maneras, nos guste o no, el estado, tal y como lo conocemos, tiene los dias contados. Las fuerzas que mueven el sistema son imparables, y no tenemos la fuerza necesaria para detenerlas. David contra muchos Goliath.
  • Jorge A. Loáiciga G.2012-04-25 Bueno, habrá que llegar a ser gobierno para implementar todas esas políticas, y quién sabe si se podrá. ¿Quién lo hará si el cartel político-empresarial, con todo su peso económico, mediático, institucional, político y electoral, sumado al visto bueno de los emperadores gringos, son inamovibles del poder hegemónico sobre su Costa Riiiiiica. Me gusta mucho el nuevo concepto socioeconómico: SUPRA-SISTEMA DE CORRUPCION PLANIFICADA (SSCP). Sintetiza magistralmente un fenómeno muy amplio, profundo y añejo. ¿Por qué no lo dijistes antes, hacer público este diagnóstico y estas recomendaciones, para que fueran tomadas en cuenta? No se arregla mucho con recoger fragmentos de los platos rotos. El PAC trabajó con lo que había sobre la mesa, y arriesgó a cometer errores de todo tipo (solo el que no hace nada no se equivoca) pensando en el bien del país, aunque se le echara encima la opinión pública. Se trató de obtener un proyecto más integral y progresivo, pero eso fue el mayor inconveniente, porque le tocaría la billetera a SSCP. Vean desde cuanto tiempo atras se viene proponiendo la reforma que haga más justa la distribución de las cargas. Se requiere gente valiente, inteligente, experta, comprometida como Usted y mucho esfuerzo tenaz y desgastante para convencer, a sabiendas que nadie quiere pagar. Se presentó la oportunidad de avanzar, no de retroceder, y queda por delante una montaña de injusticia tan alta como el Everest. "Es cierto, completamente cierto, prorrumpe el Capitán Austerín, Liberación es un partido corrupto, ahí se tapan unos las tortas de los otros". El Emperador Tertuliano y la Legión de los Superlimpios. 1992.
  • José Luis Vega Carballo2012-04-25 Estoy de acuerdo con Luis Paulino en cuanto a que algunas de las consultorías/asesorías pueden estar justificadas y no ser redundantes o superfluas, pero en la enorme maraña es difícil saber cuales son cuales a menos que hagamos un análisis de detalle, que convendría hacer en algún momento, al igual que en el caso de la exenciones/exoneraciones. Desde el Informe anual de la Contraloría del 2009, ésta viene alertando acerca de un crecimiento anormal de este rubo así como de miles de sospechosas transferencias a organismos privados, fundaciones, etc. que conforman el "Estado paralelo" con su planilla y son por ende una forma de privatización y de aliento enorme al sistema de la corrupción de alta escala organizada... Voy a revisar de nuevo este Informe y ver si en los dos siguientes se dan más detalles y comentaré al respecto. // En cuanto a lo que comenta don José Salazar, creo que las cifras de Berrocal se aproximan a la realidad y concuerdo con que la brecha fiscal a lo mejor no existiría y este sector exportador no estuviera subvencionado y, además, no incurriera en vicios de elusion/evasión que últimamente han sido más que denunciado... Saludos y gracias por sus comentarios!!
  • Alexander Rodríguez Chaves 2012-04-25 Don Luis Paulino tiene razón. Menciona muchas cosas el Sr Vega Carballo, pero antes de poner como fuentes a canal 7 y La Nacion deberìa revisar las cifras. Solo me voy a referir a un punto entre la gran maraña de argumentos incorrectos. Menciona el Sr Vega Carballo (cita a canal 7) y me refiero a su punto III que es falso de arriba a abajo. En primera instancia canal 7 usa maña en las cifras. Una cosa es el gasto en el Gobierno Central y otro en las instituciones autonomas y demàs sector publico. El total del gasto en asesorías en el Gobierno Central no es de 407 mil millones sino de cerca (si màs no recuerdo) de 32 mil millones (ni un 10% de lo que menciona), el resto está en las autonomas y demás, de donde el gobierno no puede en este momento (ni debe pero es otro tema) tomar fondos o superavits, ni siquiera los libres. Además estas no son consultorías en todo el sentido de la palabra. Lo que canal 7 suma son varias partidas del presupuesto que tienen que ver con contratacion de servicios, en estas partidas hay algunas que si son consultorías (servicios economicos, legales, ingenieria) pero tambien hay otros (usualmente más grandes) que tienen que ver con por ejemplo los servicios que presta el jardinero, la limpieza, fumigacion, lavanderia, cocina y cualquier otro servicio externo. No todo son consultorias de chorizo aunque las hay y muchas. No todo puede eliminarse. De todas formas el problema serio está no en el Gob Central (el que tiene déficit) sino en las instituciones autonomas, que no tienen problemas pero podrìan enfrentarlos si se comienzan a usar de cajas chicas de polìticos irrespònsables o de otros que las quieren sabotear. Igualmente hay en su escrito muchiusimos puntos debatibles. Saludos!!!
  • Mario Pacheco2012-04-25 No hay que analizar los problemas económicos solo desde el punto de vista de un empleado público. El país tiene 4.300.000 habitantes que también comen.
  • Dr. Róger Méndez Benavides2012-04-30 En verdad que son todos Ustedes muy sabios, entendidos, tecnócratas científicos, almas pías que rezan por el bienestar público y porque el presupuesto público cuadre bien, sin embargo se les recuerda que desde que la Constitución del 49 existe, ningún gobierno ha querido cumplir con lo dispuesto en los dos primeros párrafos del artículo 177, si tan sólo hicieran caso a ese mandato constitucional todas estas propuestas y sugerencias nunca hubiesen existido, esa es la debacle de Costa Rica, el no cumplimiento de la estructura ordenada para la elaboración del presupuesto, a partir de ahí póngale la firma que va a aparecer cualquier desaguisado en materia de finanzas públicas. ¡Que siga la locura!

Su comentario

Nombre

ayo6t5

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢534.02
VENTA ¢545.52
Encuesta

¿ Apoya usted la huelga a favor de los servicios esenciales como salud o seguridad ?

  • Si
  • No
Lotería
Sorteo: Setiembre

Primer premio

Segundo premio

Tercer premio