IMAGEN

Reinado de JPMorgan en Wall Street, cuestionado tras fuertes pérdidas

Fuente: dpa  |  2012-05-11
Reinado de JPMorgan en Wall Street, cuestionado tras fuertes pérdidas

Imagen de archivo tomada el 14 de abril de 2010 que muestra el edificio One Chase Plaza, sede del banco estadounidense JPMorgan Chase, en Nueva York (Estados Unidos). El banco estadounidense JPMorgan Chase reconoció hoy, viernes 11 de mayo de 2012, que ha tenido "pérdidas significativas", estimadas en unos 2.000 millones de dólares, en su negocio de operaciones a través de la cartera de crédito de su Oficina de Dirección de Inversiones. EFE/PETER FOLEY

ANÁLISIS Por Daniel Schnettler (dpa) 

Nueva York, 11 may (dpa) - Nunca se escuchó hablar tan bajo al banquero más poderoso de Wall Street. "Nos merecemos toda crítica que recibamos", dijo un compungido Jamie Dimon el jueves por la tarde en una conferencia telefónica de último minuto, en la que el jefe de JPMorgan-Chase, conocido como "el rey de Wall Street", tuvo que reconocer que el mayor banco de Estados Unidos había perdido 2.000 millones de dólares en apuestas financieras de riesgo.

Las acciones del banco en todo el mundo siguieron la misma dirección: hacia abajo. Goldman Sachs y Citigroup cayeron un cuatro por ciento tras la apertura de la Bolsa en Nueva York y el Bank of America un dos por ciento. El más afectado fue JPMorgan, que se desplomó un ocho por ciento.

"Hubo muchos errores, imprecisiones y malas decisiones", dijo Dimon, que como líder de la empresa asumió la responsabilidad por las especulaciones fallidas de sus empleados. Los especialistas en inversión comercializaron productos financieros de alta complejidad, no vieron los riesgos y tuvieron que hacer un aterrizaje forzoso. "Lo vamos a reconocer, vamos a aprender, lo vamos a corregir y seguiremos", dijo Dimon.

Sin embargo, el banquero podría estar equivocado en este último punto: seguir como hasta ahora no parece posible. Y es que la pérdida millonaria es agua para el molino de los críticos de los bancos, que desde las terribles experiencias de la crisis financiera piden que se ajusten las riendas de las casas de Wall Street para evitar una nueva catástrofe. El "Financial Times", portavoz del mundo financiero, lo expresó de forma algo menos drástica: Dimon le dio "munición a los enemigos de los bancos".

Uno de los primeros en hablar fue el senador demócrata Carl Levin, quien dijo que debido a la crisis financiera los más humildes perdieron primero sus trabajos, luego sus casas y finalmente la esperanza de una buena vida. Levin vio en la pérdida millonaria de JPMorgan una advertencia para una regulación más estricta de los bancos, de lo contrario, al final, serán nuevamente los contribuyentes "quienes deban responder por este tipo de apuestas arriesgadas".

Tampoco es que desde la crisis financiera no se hiciera nada: los bancos deben contar con más capital para poder enfrentar nuevas tormentas (las regulaciones de Basilea III). Los reguladores en Europa y Estados Unidos realizan periódicamente tests de estrés para verificar si los bancos podrían sobrevivir a una caída del mercado. En Estados Unidos, los mayores institutos del país deben contar para ese caso incluso con planes para liquidar sus propios activos.

Pero sobre todo, se busca prohibir o al menos limitar fuertemente el comercio a cuenta propia. Para ello existe en Estados Unidos la Volcker Rule. Sin embargo, la aprobación final sigue a la espera incluso cuatro años después de la quiebra del banco de inversiones Lehman Brothers. Y los grupos de lobby de los bancos en Washington intentan flexibilizar una y otra vez las regulaciones. Y es entonces cuando las especulaciones millonarias fallidas de JPMorgan Chase llegan a destiempo.

Jamie Dimon se quejó más que ningún otro jefe de banco contra las actuales regulaciones. Una y otra vez. Se lo podía permitir porque su banco había capeado la crisis como ningún otro banco.

A diferencia de los casos del gran banco suizo UBS o el francés Société Générale, donde los empleados perdieron millones a espaldas de los más altos gerentes, Dimon sabía lo que pasaba. Algunos dicen incluso que impulsó conscientemente a su gente a asumir mayores riesgos. "Este comercio no violó la Volcker Rule, pero sí el principio de Dimon", explicó el jefe del banco después de que se conociera la pérdida de 2.000 millones de dólares el jueves.

Comentarios

Su comentario

Nombre

wvp502

Normas de uso

La opinión en los comentarios es la de los usuarios, no de ELPAIS.cr - No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes o injuriosos. - Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. - Una vez aceptado el comentario, será publicado.

Clima
BCCR El dólar
COMPRA ¢534.3
VENTA ¢545.09
Encuesta

¿Cree usted que el PLN dará tres comidas diarias a 339 mil personas?

Lotería
Sorteo: 9 marzo 2014

61

589

Primer premio

55

900

Segundo premio

71

846

Tercer premio