martes 30, noviembre 2021
spot_img

Un crimen anunciado y, lo que es peor, propiciado [1]

Si viviéramos en un país donde se respetaran los Derechos Humanos y, sobre todo, los Derechos los pueblos originarios, el asesinato de Sergio Rojas Ortiz, líder bri-bri de la comunidad de Salitre, no hubiera ocurrido.

¡Ahora se rasgan las vestiduras y montan pantomimas de llanto quienes pudieron haber detenido desde hace mucho a los autores intelectuales del atroz homicidio!

El calificativo atroz se utiliza con todo el sentido para remitir al terrorismo de Estado.   La escritora Lelia Guerrero describe en El rastro en los huesos el trabajo del equipo de antropólogos forenses argentinos en las fosas clandestinas y el reconocimiento de desaparecidos tanto en Argentina como en otros países, donde la persecución a líderes populares ha llevado a este tipo de asesinatos en pequeña o gran escala.  Lo más impactante de la crónica y así lo plantean los antropólogos, es comprobar lo brutal, lo desalmado, sanguinario y cruel a la hora de cometer el crimen.  No se conforman con matar de un disparo o dos para rematar, lanzan nueve o quince balazos sobre un cuerpo.  ¡Es saña lo que mueve al asesino! ¡Carece del menor sentimiento de humanidad para con la víctima!

¡Felicitaciones a la Costa Rica próspera del siglo XXI! Junto a la opulencia neoliberal y corrupta, ya creó también asesinos de este calibre.

En febrero del 2017, publiqué una cronología de las agresiones más recientes a los poblados de los habitantes originarios, con el título de El despojo continúa; en ese momento, reseñé 21 agresiones del 2010 al 2016.  Quienes no actuaron y debían hacerlo, son cómplices por omisión.  Otros actuaron para irrespetar su autonomía y propiciar un nuevo encubrimiento de su dignidad.

Ahí no incluí, el encarcelamiento de Sergio Rojas durante siete meses sin ninguna razón jurídica para hacerlo.  Como lo ha aclarado el abogado Gustavo Cabrera en más de una ocasión, esa prisión tuvo un móvil totalmente político para desprestigiar, desmovilizar y obstruir el proceso de autonomía de las comunidades originarias:

Por supuesto que el proceso judicial contra sus líderes, ha tenido profundas repercusiones en la comunidad de Salitre y ha erosionado profundamente a la población indígena de nuestro país porque desde los medios de comunicación se ha dado un manejo, un enfoque a las medidas cautelares impuestas al líder bribri, que desprestigia las demandas de los pueblos indígenas costarricenses para la aprobación de la Ley de Autonomía Indígena que le dé un marco legal a estos pueblos y el respeto de sus derechos humanos y ancestrales.[2]

Aunque golpearon al movimiento, no lograron destruirlo.  La lucha por su dignidad y autonomía continúo. ¡Ese era el eje que movía día y noche a Sergio Rojas: su dignidad y la autonomía de su pueblo!

Si deseamos honrar la memoria de Sergio Rojas, lo menos que podemos hacer es solidarizarnos con la lucha por la autonomía indígena y propiciar colectivamente el respeto a su cultura y espiritualidad.  De lo contrario, seguiremos reproduciendo el etnocidio que arrancó hace más de 500 años.

Por cierto, ¿cuánto dolor y pesadumbre mostró el presidente Carlos Alvarado cuando su camarada del PAC, Carolina Hidalgo, archivó la Ley de desarrollo autónomo de los pueblos indígenas (Expediente 14.352)?

Por cierto, por si no saben, la tesis de licenciatura de Hidalgo fue Reconocimiento de la especificidad de los Pueblos Indígenas, en la aplicación de la Ley Contra la Violencia Doméstica a la luz del Convenio 169 de la O.I.T: mujeres cabécares y bríbris.

En dicho trabajo, se lee:

A las mujeres indígenas, especialmente a las mujeres de Talamanca que participaron en el grupo focal, quienes fueron la inspiración a este trabajo. Gracias por confiar en nosotras y abrirnos sus puertas!  (…)

El trabajo parte de lo general a lo específico. Se inicia analizando el proceso de desestructuración resistencia y estructuración vivido por los indígenas en la época colonial, con el objetivo de demostrar que los pueblos indígenas antes de la llegada de los españoles tenían autonomía política, económica y jurídica.[3]

¡La solidaridad de Carolina Hidalgo, actual presidenta de la Asamblea Legislativa,  es realmente conmovedora!  ¡Mandó a archivar la ley que protegía a esos pueblos, incluidas las mujeres!

Isabel Ducca D.

[1] Agradezco a Nicolás Boeglin la paciente ayuda para este escrito.

[2] Ver: Informa-tico: http://www.informa-tico.com/27-05-2015/lider-bribri-sergio-rojas-regreso-salitre-recuperar-su-libertad

[3] Ver en:http://www.informa-tico.com/27-05-2015/lider-bribri-sergio-rojas-regreso-salitre-recuperar-su-libertad

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias