viernes 12, agosto 2022
spot_img

China y la hora de rendir cuentas

Después de un año y medio caótico, lleno de incertidumbre y de dolor, cuando hemos perdido parientes y amigos por la Covid 19, todo por las mediocres (por no decir deliberadamente mediocres) políticas del gobierno anti democrático de China Pseudocomunista, las cosas merecen una investigación imparcial. Quiero aclarar que siempre he sentido una admiración personal por la cultura china (la cultura no es el gobierno) y por el temple trabajador de sus gentes, ejemplo claro para todos los que vivimos inmersos en la modorra tropical.

El asunto del virus SARS-Cov2 es un asunto demasiado grave, no solo para la China, es un asunto grave y prioritario para la humanidad, tenemos que saber con certidumbre su origen y el mecanismo inicial de su diseminación mundial. ¿Por qué? Por varias razones: la primera y más racional es crear eficaces mecanismos de protección ante futuras pandemias, ahorrándole a la humanidad un dolor innecesario y un caos económico terrible. La segunda es que si se comprueba que el gobierno totalitario de Pekín actuó de mala fe, sea creando y diseminando el virus o si sus afanes materialistas de un capitalismo infernal amoral, los llevó a guardar un silencio criminal.

Los occidentales hemos comprendido dos cosas: que se puede prescindir del 90% de los bienes hechos en China y que lo barato sale caro. Esa creación de baratijas en la China para venderlas a precios bajos, sabemos que es inoperante y caro a la postre. La mayoría de los seres humanos tenemos modelos de conducta similares, por la sencilla razón de que somos humanos y nos comportamos como tales y nunca somos originales, somos copiadores por antonomasia. Si yo he podido prescindir de comprar cualquier cosa que no sea estrictamente necesaria por diez y ocho meses, cualquiera podría hacerlo.

Hace alrededor de quince años, se desató en Panamá el robo masivo de objetos metálicos, que se vendían a precios de oro, destinados a la China, mi finca fue desvalijada de más de dos terceras partes de portones de hierro, que yo posiblemente compré convertidos en palos de golf baratiere, de marca gringa pero hechos en China. 

Así sucedía con todo, la razón es que las empresas manufactureras huían en manadas hacia ese país buscando la mano de obra esclava, el afán del máximo retorno de capital, los llevó a crear mercados paralelos. 

Me explico: la marca XY de EEUU, ponía una fábrica de zapatillas tenis allá, entonces las empresas manufactureras producían dos tipos de zapatillas, las clase A para EEUU y Europa y las clase C para América Latina. Unas lupas quirúrgicas alemanas, cuyo costo es de setecientos dólares, se consiguen de China en cien dólares o menos. Lo interesante es que con ambas se consigue lo mismo.

Los gobiernos estadounidenses desde Bush hijo, crearon ese consumo masivo en el gigante asiático, sin importarles que estaban creando un gargantúa insaciable, empobreciendo de paso a sus ciudadanos y a los países que estamos en su órbita de influencia geopolítica. Los chinitos felices, veamos cuánto estarían eufóricos si le dieron a Óscar Arias un estadio de fútbol de sesenta millones de dólares, por traerse su embajada y desconocer a Taiwán. Johnny les hizo un barrio, porque ellos prefieren sus propios guettos. Yo personalmente evito comprar productos chinos, prefiero los hechos en la Unión Europea y los EEUU. ¿Más caros? Si, quizá un poco, pero muy superiores.

El materialismo comunista, basado en el materialismo dialéctico *, tuvo enorme raigambre en la China de Mao Tze Dong (antes Mao Tse Tung), porque los chinos son muy proclives a no creer en una divinidad que todo lo ve y lo rige, no, sus religiones como el Budismo, Taoísmo y Confusionismo, son de elevada calidad moral, no obstante ser chino no es sinónimo de religión, el gran público las utiliza supersticiosamente, no en su profundo sentido de crecimiento interior. Ese era el lugar perfecto para la convivencia de los dos polos antagónicos: comunismo y capitalismo, porque el pueblo Chino vivía, vive y vivirá pobre y sometido a las castas superiores: el 80% de los chinos son origen HAN y solo el 20 % MANCHÚES, que son una casta superior (de paso los manchúes son extranjeros que conquistaron China y la gobiernan), el poder político y económico está en manos manchúes. Debemos recordar que por cuentos de años, el pueblo Chino ha sido avasallado de las clases superiores.

Si los EEUU, que siguen siendo el país más poderoso y rico del planeta, quisiera,  podría bloquear la economía china en poco tiempo, aprovechando la catástrofe del Covid, porque ahora es cuando puede “reafincar” sus empresas en estos países mesoamericanos y manejar el comercio occidental de mejor manera. Los primeros pasos los está dando Joe Biden, quien en cuarenta años ha logrado ver el gran mal de alimentar al gigante asiático, que tiene reglas poco claras para con occidente. Los primeros pasos se están dando al tratar de averiguar lo que el mismo flamante director de la OMS no quiso decir.

* El materialismo dialéctico es una corriente filosófica que define la materia como la base de la realidad, independientemente de si esta es concreta o abstracta. De esta forma, elimina el factor que concede una superioridad de la materia frente a la conciencia, declarando la concepción del mundo por su naturaleza material, aplicando la dialéctica para interpretar, en este sentido, dicho mundo. Todo ello, tratando de superar el materialismo mecanicista, que atribuye esa primacía de la materia frente a la conciencia.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es médico

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Por supuesto que tiene razon, productos mediocres en el mercado y todos maravillados de lo barato. Se repite la historia de los espejitos de Cristobal Colon.

  2. Ah carajo, que matasanos para saber!! Esta reconociendo oficialmente lo que cualquier humilde ciudadano con malicia indigena facilmente sospechaba…que esta mierda del coronavirus es un tipo de arma biologica originado en China, pero no solo eso, citando a la historia ese mismo ciudadano sin titulo de doctor puede concluir y notar facilmente que este tipo de cosas no se ha hecho sin el conocimiento de las elites occidentales….este show barato de dominio mundial espero que pronto llegue a su fin…es claro que lo hara, solo es cuestion de como y cuando.

    Las profecias de diversas fuentes vieron todo esto venir antes que todos estos sabelotodos cientificoides…y aun asi no lo ven. Ciegos es lo que son.

  3. El que esta muy claro es Donald Trump.Lo ha dicho incansablemente con pelos y señales.
    Ahora EEUU dirigido por Biden y presionado por el ala izquierda norteamericana,trata de ocultar la participacion gubernamental china,no tanto por la relacion China-EEUU,sino porque el «China virus» asi habia sido denuciado por Trump, quien para los medios es mentiroso y no creible.Como darle la razon !
    Su amiga, doctor.FO/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias